Portada » Blog » Empoderamiento Femenino » Adiós a mi útero… Un año después
Empoderamiento Femenino

Adiós a mi útero… Un año después

Últimas entradas de Estrella Cisneros (ver todo)

Ya ha pasado un año desde que me despedí de mi útero (y de algunas partes más). Un año largo y lleno de cambios físicos, mentales y espirituales. Un año muy interesante, tan intenso, tan breve y a la vez eterno, tan privado y tan expuesto… año que, hoy lo se emocionada, apenas es el comienzo.

En aquel entonces, mi caminar era lento y flexionado. El ardor de las heridas me obligaba a andar así.  Cada día parecía eterno, como si el malestar no fuera a tener fin.

Mientras pasaban los días para recuperarme (que hoy recuerdo y sonrío al pensar que en realidad no fueron tantos), tuve suficiente tiempo para pensar en lo que realmente quería, cómo lo escribí en aquel entonces: “caminar totalmente erguida, ágil y orgullosa”.

Entre analgésicos y pensamientos, pude entender que aquel caminar lento y flexionado inició aún antes de la cirugía. 

¡Yo estaba aterrada! Había escuchado tantas historias y supuestos “ testimonios” (bien intencionados… ¿?) acerca de lo podía esperar si aceptaba someterme a la histerectomía, que mi alma no podía menos que afligirse. 

Hoy suspiro y miro al cielo un tanto decepcionada mientras pienso “ grave error dejarme llevar (y aterrarme) por esas historias en vez de asesorarme y apoyarme en una asociación profesional”.

Hubo gente que me dijo: “ ¡No te operes! Te pondrás gorda”; “ Te harás una mujer insoportablemente malhumorada”; “ perderás el deseo sexual”; “olerás feo”; “ te vas a poner seca y vieja”; “ tu marido ya no va a amarte”; y tantas y tantas cosas más.  Mujeres que hoy leen esto, puedo decirles que, por experiencia propia, NADA de eso fue verdad.

Hace justo un año que me sometí a una histerectomía. 

Tuvieron que retirarme el útero, el cuello uterino y un ovario… Tuve una incisión de casi 25 cms. (quizás por mi obesidad de aquel entonces).  Hoy la cicatriz es casi invisible.

La primera noche, no lo niego, fue más que incómoda, muy dolorosa.  Pero los siguientes días podía notar el progreso en mi recuperación a pasos agigantados… aún cuando mis primeros pasos me hacían llorar y sentía que me iba a desmayar en cualquier momento. 

Sin embargo, esos momentos me llevaron a momentos increíbles: Mi esposo buscando a toda costa cómo aliviar mi dolor, mi madre cepillando mi cabello, mis hijos valorando hasta los trastes por lavar… Y lo más importante de todo lo que encontré en esos momentos: Me reencontré a mi misma.

Contrario a lo que me dijeron (con buenas intenciones) tantas personas (la mayoría NO operadas, dicho sea de paso), mi vida mejoró radicalmente.

Mujer, hoy te cuento que, a mis casi cincuenta y dos años de edad y después de un año de decirle adiós a mi útero, he adelgazado mucho sin grandes esfuerzos ni dietas (quizás la paz me hace llevar una vida más sana), ya no me avergüenza mi desnudez (me reconozco bella); mi carácter es mucho más alegre, canto, brinco, bromeo y río con facilidad, soy realmente feliz y positiva aún en los momentos complicados (creo que es madurez); mi apetito sexual está más activo, pícaro y atrevido que nunca antes, me siento libre y audaz; ya no gasto en perfumes porque se que mi aroma (feromonas quizás) con nada los puedo (ni debo) reemplazar; mi piel, mi cuerpo, mi cabello, todo está genial, yo me siento joven e incluso quienes me conocen mencionan, inevitablemente, que jurarían que tengo muchos años menos de los que tengo en realidad (esto es resultado de la felicidad); la relación con mi esposo (íntima y social)  recuperó la frescura, la magia y la intensidad. 

A lo largo de este primer año, desde que dije adiós a mi útero, ha habido grandes miedos, grandes luchas, grandes sorpresas y benditos descubrimientos.  Las situaciones complicadas siguen apareciendo (son parte de la vida), pero hoy soy más fuerte, más segura, más rebelde y más capaz de enfrentarme a todo y triunfar.

Adiós 👋 a mi útero… Un año después. Recuperé mis sueños, rescaté mi identidad… extendí mis alas y me atreví a volar!!!

¿Ya la conoces?

Comentario

Haz clic aquí y comenta

¿Ya conoces nuestro Instagram?