Portada » Blog » Entretenimiento » Alyssa Nakken se vuela la barda contra el machismo en las Grandes Ligas
Deportes Entretenimiento Motivación Stories

Alyssa Nakken se vuela la barda contra el machismo en las Grandes Ligas

Alyssa Nakken no llegó por casualidad al béisbol de las Grandes Ligas. Además de destacar por su números con el bat en el softbol con la Universidad de Sacramento, alcanzó una maestría en gestión deportiva de la Universidad de San Francisco.

Se unió a los Gigantes como pasante de operaciones de béisbol en el 2014, sirviendo en varios puestos de oficina antes de su nombramiento histórico para el cuerpo técnico de Gabe Kapler.

Pero no se quedó ahí y se convirtió en la protagonistas de un paso gigante en las Grandes Ligas, al ser la primera mujer de la historia que debutó como entrenadora de primera base durante el partido de exhibición que su equipo, San Francisco disputo ganó 6-3 a Oakland.

Aunque su labor cuando fue contratada el pasado 16 de enero como entrenadora asistente fue el desarrollo de jugadores, el piloto de los Gigantes, Gabe Kapler, decidió darle la oportunidad de salir en el último episodio del partido a ocupar el puesto de entrenadora de primera base durante el duelo en el Coliseum de Oakland.

Kapler, quien también se había arrodillado al comienzo del partido en apoyo a los jugadores que decidieron hacerlo durante la entonación del himno nacional, luego siguió de protagonista al decidir la salida de Nakken, primera entrenadora que llegó a tiempo completo a los Gigantes.

“Alyssa hizo un gran trabajo en la primera base”, declaró Kapler después que su equipo había ganado el juego. “El entrenador de primera base Antoan Richardson dio un paso al frente y se aseguró de que Alyssa (Nakken) continuara su desarrollo también”.

Nakken, de 30 años, entrenaba a menudo la primera base durante los juegos intraescuela en Oracle Park este verano. Su título oficial es asistente de entrenador, aunque con frecuencia se asocia con Richardson para supervisar los jardines y la instrucción de corredores de base con los Gigantes.

 

Desde que llegó al cargo de entrenadora asistente, ha reconocido que es consciente de la responsabilidad que ha adquirido porque nunca se había imaginado que podría hacerlo algún día. “Nunca me vi entrenando con un equipo de las mayores. Este trabajo ha estado oculto por mucho tiempo. Estoy emocionada de que ahora las chicas puedan ver que hay un nuevo campo de progreso y trabajo para la mujer dentro del deporte del béisbol y eso es algo genial”.

Jugó la primera base con el equipo de softbol del femenino de la Universidad Estatal de Sacramento del 2009 al 2012, llegando los cuatro años a la competición nacional.

Disputó 184 partidos como titular de los ‘Hornets’ y bateó .304 de promedio de bateo durante toda su carrera universitaria, clasificándose entre las seis mejores jugadoras del programa en seis categorías diferentes de la era de la División 1, incluyendo jonrones (19).

Etiquetas

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta