Portada » Blog » Cuentos » Aquí estoy
Cuentos

Aquí estoy

Últimas entradas de Canchola (ver todo)

Aquí estoy. Despierto mirando el techo. Tenso. Me están dando escalofríos. No recuerdo qué he soñado, pero hay algo raro. ¿Quién me está llamando? No reconozco esa voz, aunque no puedo evitar dirigirme hacia ella. Es cálida. Hace que me mueva en esa dirección. La estoy buscando, pero no la encuentro.

Abro la puerta de mi habitación y la voz se oye mejor, más clara. Sigo sin saber desde dónde viene, pero tengo que seguir buscándola hasta que la encuentre. Quiero saber quién me está llamando. Camino.

Esta habitación que está en frente de la mía; espera…es la habitación de mi hermana. Se está abriendo la puerta muy despacio. No puede ser…la voz que dice mi nombre sin parar sale de ahí. No quiero entrar. ¿Por qué voy entonces? Para. Mis pies van solos como si los estuvieran arrastrando.

Se me duerme el cuerpo. Estoy justo en la puerta de la habitación de mi hermana y está abierta completamente. Noto cómo se me acelera el corazón. Voy a desmayarme.

No quiero entrar. Me están llamando desde dentro y todo está oscuro y no puedo ver qué es lo que hay dentro, pero me sigue llamando.

De nuevo…no conozco este pasillo. Mi casa no es. No tenemos pasillos estrechos y tan largos. Pero sí son mi habitación y la de mi hermana. ¿Dónde estoy?

No puedo evitar fijarme que las paredes del pasillo están arañadas y los cristales de las ventanas rotos y esparcidos por el suelo. La única luz que hay es una bombilla que no alumbra bien.

Algo se mueve ahí dentro. Parece estar esperando a que entre, pero sigo sin querer entrar. Esto me puede. Me aterra tanto que se me está paralizando el cuerpo, pero de nuevo mis pies comienzan a dar pasos para entrar.

Me sujeto al marco de la puerta haciendo fuerza para no entrar. Es inútil. Estoy dentro. Los escalofríos aumentan y la respiración se me acelera. El sudor que cae por mi cara es frío. Esto es desesperante.

Los cristales del suelo que he dejado atrás en el pasillo; estoy escuchando cómo los están pisando. Cada vez se oye más cerca, pero la voz que me llamaba ya no se oye. No dice nada.

Aquello que pisaba los cristales acaba de pasar detrás de mí. He notado cómo pasaba. No veo qué es. No veo nada.

Me agarra de la mano. El corazón se va a salir de mi pecho. No puedo ni tragar saliva. Intento salir del cuarto, pero tira de mi mano para evitar que salga y oigo:

Aquí estoy

Gana $15 con TuLotero ¡Hola! Estoy usando la App de TuLotero para comprar lotería. Si te registras y usas mi código 06933852 te regalan $15.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta