Saltar al contenido
La Redacción

Atrapada y sin salida

4 junio, 2020
Últimas entradas de Ma del Carmen Bolado Garza (ver todo)

La violencia hacia la mujer se manifiesta en todo el mundo, solo estudiando cada caso en particular los especialistas pueden determinar las causas de tal violencia ya que estas son muchas y muy variadas. La presencia del Covid-19 en el mundo ha venido a acentuar la posición de muchas mujeres en sus hogares, las medidas de contingencia han obligado a permanecer sin salida dentro de las casas a quienes de por si han sido víctimas y el encierro ha exacerbado las acciones violentas de los abusadores.

Estar en confinamiento ha sido un factor que ha exaltado las situaciones tanto positivas como negativas en cada hogar.

No es fácil pasar 24 horas al día encerrados en el mismo ambiente y con la misma gente aunque esta sea muy querida por nosotros, la rutina puede alentar acciones positivas buscando alternativas de aprendizaje y entretenimiento o puede deprimir y llevar a acciones negativas que se tornen en violencia tanto verbal como física hacia quienes nos rodean.

Hoy en día en el mundo entero se han incrementado los casos de violencia hacia la mujer al grado de llegar a extremos como el asesinato, y aun así, las autoridades no son capaces de poner un freno a este dramático hecho, los feminicidios aumentan a pesar de las limitaciones de la contingencia.

Víctimas especiales son aquellas mujeres que se sienten atrapadas y sin salida dentro de una relación enfermiza con un narcisista, ellos son especialistas en un tipo de violencia que no deja huellas visibles pero que es tan nefasta y destructora como los azotes más duros.

Los narcisistas no son abiertamente violentos, su manipulación es sutil, en forma muy elocuente envuelven en sus redes a mujeres que sin darse cuenta van cayendo en un enamoramiento que no les permite tomar en cuenta señales que están ahí, a la vista, pero que ignoran dejándose llevar por la seducción de un hombre encantador, el príncipe azul de sus sueños de niña.

Cuando el narcisista logra su conquista y tiene a su lado el objeto de su deseo, cambia poco a poco sin que la mujer se percate de ser totalmente manipulada por su pareja, comienza este a aislarla con el pretexto de que el la necesita mas que sus amigas o su familia, maneja perfectamente el chantaje emocional al hacer sentir a la mujer que ella es su gran amor y la seduce de tal manera que acaba convenciéndola incluso de no trabajar para convertirla totalmente dependiente de el en todos los aspectos, emocional, físico y financiero, es en ese momento en que la mujer queda absolutamente bajo el dominio del hombre.

Aislada de la familia, de la sociedad y del mundo laboral, el entorno de la mujer se convierte en las cuatro paredes de la casa, el dominio del hombre y las atenciones a los hijos, sin darse cuenta va perdiendo confianza y seguridad en si misma, especialmente cuando ese encantador ser que la sedujo comienza a mostrar su verdadera esencia, poco a poco minimiza los logros de su pareja, se burla de su imagen física, de sus intereses especiales, la sobaja y aun sin llegar al abuso físico, abusa absolutamente de ella.

Para que una mujer sea víctima de violencia intrafamiliar no es indispensable que exhiba moretones, labios partidos, vestidos desgarrados, las evidencias no son físicas, son todavía más dañinas, la destrucción emocional y psicológica es devastadora, la depresión y el desamor reducen a nada a estas mujeres que terminan actuando en automático sin concientizar el mundo miserable en que se sumergieron sin darse cuenta, se saben infelices, se saben menospreciadas pero no saben el nivel de inseguridad en el que viven, están tan aisladas y tan sometidas que no comentan con nadie su situación real, especialmente cuando hoy niños y estos son parte de la manipulación en que están atrapadas.

Abrir los ojos y buscar una salida no es fácil, es una lucha desesperada en que debe contar primero que nada consigo misma, la mujer que quiere salir de ese circulo vicioso que es un hogar violento debe estar dispuesta a luchar especialmente cuando el poder esta en las manos del otro.

Es muy difícil, mucho muy difícil, pero no es imposible.

Atrapada y sin salida es como la mujer se siente en eso que ha llegado a ser SU normalidad pero que de normal no tiene nada, hoy por hoy la mujer tiene una fuerza poderosa dentro de si misma que puede muy bien estar apagada por la rutina del desamor pero que puede ser reactivada cuando concientice en si misma la necesidad de sobrevivir y liberarse del abuso constante en el que vive.

Obviamente no se trata de encontrar pétalos de rosas en el camino de la liberación, muchas veces se trata de años de lucha por enfrentar, demandas, juzgados, abogados, amenazas, presiones económicas, un sinfín de situaciones difíciles pero que bien vale la pena confrontar, lo importante es quitarse el yugo del sometimiento y revalorarse a si misma para no caer nuevamente en el encanto de la seducción, cuando el hombre se ve descubierto ante su entorno social y laboral, inmediatamente se victimiza y manipula a los otros a fin de que la mujer pierda credibilidad, y como ha sido el quien ha vivido en ese mundo, es seguro que tanto familiares como amistades le crean y una vez más la mujer se encuentra sola.

Pero esa soledad no es peor que la vida miserable que le ha rodeado, esa soledad debe ser un incentivo mas para salir adelante, no importa que queden atrás familiares y amistades que tomen partido por el abusador, si es así, serán personas que no valen la pena, el agua busca su nivel y el abusador y su entorno se merecerán unos a otros.

Pero quien merece ser feliz es la mujer que habrá de luchar primero por liberarse del abuso, después por reestructurarse y rescatarse a si misma, muchas veces comenzara no solo a reconocer lo que antes fue, sino a conocer en si misma facetas y valores que no conocía, se sorprenderá de su gran capacidad de lucha, de su fuerza liberadora, de su gran fuerza espiritual y de la entereza de su ser.

La mujer puede y debe salir adelante segura de si misma, tener o no tener pareja será lo menos importante, primero debe abrazarse a si misma, amarse a si misma, respetarse a si misa, valorarse a si misma, una vez que este rodeada de su amor propio y afianzada en su seguridad, quienes le rodeen serán las personas afines que comulgaran con su nueva vida, que no es otra, que la vida que siempre ha merecido.

Si te sientes atrapada y sin salida en una relación que te lastima, busca ayuda, salte, huye, si se puede, si puedes salir, si puedes sobrevivir, si puedes luchar, vales la pena luchar por ti, no estas sola, si de hecho estas leyendo esto es porque tienes acceso a Internet, busca centros de apoyo, incluso confía en las Instituciones, no todas son corruptas, también hay gente buena y responsable, si te fallan en alguna Agencia de Ministerio Publico, acude a otra y a otra y a otra hasta que tu voz se escuche.

No estás sola y sin salida

¿Ya conoces nuestro Instagram?