Portada » Blog » Empoderamiento Femenino » Conocerme
Empoderamiento Femenino Motivación Reflexión

Conocerme

Observé mi rostro en el reflejo del espejo, y me llené de rabia.  No supe en que momento decidí convertirme en esa grotesca caricatura que me miraba con lástima, decepción y desprecio.

Entonces sentí tanto coraje que decidí corregir el daño que yo misma mi había hecho.  Ya no había tiempo para hacerme la víctima y señalar responsables.  De nada servía buscar culpables para tratar de justificarme.

La imagen que tanto me incomodaba, esa que parecía burlarse de mí desde el interior del espejo, era el resultado de decisiones erradas, de excesos absurdos, de faltas personales de respeto.

Reconstruyendo los hechos

No me di cuenta de la manera en que poco a poco me fui saliendo del camino. Y aunque el pasado ya no tiene remedio, pues ya no puedo modificarlo, supe que tenía que hacer un análisis de mi historia, una reconstrucción de los hechos, y eso me daría la posibilidad de cambiarles el concepto.

Tomé una pluma y un cuaderno, y comencé a escribir algunos recuerdos. Buenos y malos momentos, sin orden ni tiempo. Fui escribiendo cada idea, cada situación, según iban apareciendo.

Escribí lo que había vivido y los sentimientos que me provocaba cada recuerdo. Algunos me traían sonrisas, otros muchos, dolor en el alma y arrepentimiento.

Un recuerdo me llevaba a otro, y yo seguía llorando y escribiendo. Poco a poco se fueron entrelazando y empecé a comprender mis miedos actuales, mis reacciones violentas y hasta pude encontrar, bajo los escombros de esos sentimientos, uno que otro deseo que se había quedado pendiente. Muchos de mis sueños que, sin darme cuenta, se quedaron dormidos.

Reciclando el pasado

Sé que aún quedaron pendientes muchos temas y momentos. Algunos los evité intencionalmente, ya los analizaré en otro momento cuando me sienta emocionalmente más fuerte. Hubo otros que llegaron tarde o ya fuera de contexto, y otros tantos que, definitivamente, sentí que tengo que dedicarles un poco más de tiempo.

Todo comenzó a tomar sentido cuando caí en la cuenta de que fueron mis decisiones las que han ido marcando el destino.

Y entonces decidí perdonarme por el tiempo mal invertido, y busqué darle sentido a cada error cometido, encontrando paso a paso, algún aprendizaje positivo

Y así, transformé los que creí que eran fracasos, en lecciones de vida, para dirigir, con mayor inteligencia, mis próximos pasos.

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

EnglishSpanish