Portada » Blog » Gobierno » COVID-19 Vencedores y vencidos.
Gobierno

COVID-19 Vencedores y vencidos.

A finales de 2019 en la provincia de Wuhan, China surgió el brote de un nuevo virus que tomó por sorpresa al país asiático y posteriormente al mundo entero. Este nuevo virus se le llamó SARS-CoV-2 o mejor conocido como el causante de la enfermedad de COVID-19.

Al paso de las semanas, este virus empezó a migrar de una ciudad a otra en China, luego a otros países del continente asiático y fue avanzado hacia Medio Oriente y Europa. En el continente Americano, los primeros brotes se dieron en Argentina, Chile, Brasil y luego en Estados Unidos, el cual es considerado el país de mayor número de contagios a nivel mundial y poco a poco la lista de países se fue incrementando y al día de hoy tiene presencia en 187 países con al menos 1 caso presentado. El número de contagios de COVID-19 a los primeros días del mes de Mayo supera los 4,000,000  y los fallecidos a un poco más de 290,000.

En México, los primeros casos documentados de COVID-19 se dieron a finales del mes de Febrero y al cierre del lunes 11 de Mayo se tenían documentados por parte de la Secretaría de Salud 36,327 casos y 3,573 defunciones.

Cada país, ha implementado sus medidas sanitarias como restricciones en la movilidad, el confinamiento y cierre de negocios de todo tipo, sanciones económicas para aquellos que no cumplan con las medidas, entre otras.

La efectividad de cada una se puede ver en las estadísticas publicadas por las entidades de salud de cada país, así como por organismos internacionales y de ello depende el reabrir la actividad de forma escalonada en cada nación y evitar un nuevo brote que ponga en riesgo a la población.

El caso de México, como en muchos países que han o enfrentan carencias de todo tipo y donde la desigualdad es muy marcada, hace que las medidas tomadas por el Gobierno Federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador, sean blanco de críticas de todo tipo: si se reaccionó tarde, si no hay los insumos necesarios para que el personal de salud pueda dar la atención a los pacientes con COVID-19 y evitar que los hospitales sean focos de contagios, las innumerables quejas por parte de pacientes y sus familias por no recibir la atención oportuna y demás historias que se han venido repitiendo todos los días en muchos medios de comunicación.

El Gobierno Federal, como parte de su estrategia de comunicación y como ejercicio de transparencia, que dicho sea de paso no se había visto en ningún otro gobierno que todos los días salga el titular del Ejecutivo a dar una conferencia a las 7:00 a.m. sobre los temas de interés general, lo cual se agradece pero que a la larga puede convertirse en un ejercicio contraproducente si no se le pone un límite a ciertos detalles, de los cuales hablaremos en otra ocasión.

Pero, retomando el tema de las conferencias el Gobierno Federal recurre a este mismo ejercicio y desde hace más 50 días un personaje toma relevancia en la escena pública y se vuelve por así decirlo en el estandarte de la 4T y voz oficial para dar un informe diario  las 19:00 horas sobre el avance de la enfermedad producida por el virus SARS-CoV-2 y nos referimos al Dr. Hugo López-Gatell Ramírez, quien es un reconocido investigador e epidemiólogo con una basta experiencia y conocimiento científico que no pondré en discusión, lo cual lo hace una persona competente en el tema.

Con la exposición mediática del Dr. López-Gatell, su imagen se convierte en el foco de atención de los reporteros que acuden a las conferencias y quienes le hacen desde preguntas interesantes que ayudan a enriquecer el contenido de las gráficas que presenta en conjunto con el Dr. José Luis Alomía Zegarra y presentar a otros ponentes para den un panorama más amplio en temas como violencia doméstica durante el confinamiento, la atención a grupos vulnerables, traducción de manuales e información para comunidades indígenas, salud mental, sólo por destacar algunas temáticas.

Y también, la paciencia que muestra con las múltiples repeticiones de la mismas preguntas que hacen los reporteros o con otros cuestionamientos que buscan encontrar el punto débil para atacar o mostrar que el gobierno no ha sido eficiente, que se ocultan cifras o las declaraciones los que fueran Secretarios de Salud en gobiernos anteriores argumentando que la actuación del gobierno actual no ha sido correcto o las confrontaciones con gobernadores de estados gobernados por partidos de la oposición como Jalisco, Tamaulipas o Nuevo León donde dicen que sus cifras no concuerdan con las emitidas por las autoridades federales o que sus medidas de confinamiento son mejores que las que tiene el gobierno, como si fuera una competencia para ver quien tiene mejores cifras.

A raíz de la aparición del Dr. López-Gatell, se ha generado una especie de idealización hacia su persona, en gran mayoría del público femenino y porque no decirlo también de uno de otro caballero, que ven en el a un hombre atractivo e inteligente y que se vuelve parte de su anhelo y de hacer su cuarentena más llevadera y seguir al pie de la letra sus consejos para evitar los contagios.

Lo mismo les habla a los niños contestando sus inquietudes o a las mamás por el 10 de mayo, lo que lo convierte en la cara amable de la pandemia, se han hecho canciones, memes, videos de tik-tok para distraerse, divertirse o ver el lado amable.

Pero otro lado, están los miles de personas a los que no les interesa el llamado del “Quédate en casa”, unos porque no pueden y viven al día y que si no salen a buscar el sustento diario no habrá pan en la mesa para ellos y sus familias o los que simplemente dicen que el Dr. López-Gatell no vive su realidad, que está loco, que solo inventa cosas para que la gente no salga, sean más pobres y una serie de ideas paranoicas y conspiratorias que pareciera que han sido sacadas de una película hollywoodense.

En los últimos días, las divisiones entre aquellos que apoyan lo hecho por el gobierno y lo dicho por el Dr. López-Gatell y los que no comparten sus opiniones cada vez se hacen más ríspidas y esto solo alienta la división que se por si ya hay en la sociedad, como si fuera este un país de buenos y malos, lo cual no debe ser así porque en este caso la vida de millones de mexicanos incluidos, usted estimado lector y yo. Y por otro lado tenemos, las consecuencias económicas de la pandemia, no solo en México sino a nivel mundial y según cifras millones de personas incrementarán las cifras del desempleo y la pobreza.

Tanto la salud como la economía de la nación están en juego.   

Sabemos que el sector salud en México tiene un rezago importante, tanto en la inversión en infraestructura hospitalaria, mantenimiento de las unidades desde las unidades médico familiares, hospitales de segundo y tercer nivel, Institutos Nacionales, el abrir plazas nuevas para médicos generales, especialistas, enfermeras, camilleros, laboratoristas. La demanda de los servicios se incrementa en la medida que la población crece aunado a la esperanza de vida y algo muy importante y que se ha mencionado en reiteradas ocasiones, una cantidad considerable de los fallecimientos por COVID-19 están asociadas a una comorbilidad, es decir a otras enfermedades como la diabetes, hipertensión, obesidad, enfermedades autoinmunes, cáncer, tabaquismo y VIH.

Si, como ciudadanos no ponemos de nuestra parte atendiendo las medidas que una y otra vez  nos repiten las autoridades, los sistemas de salud tanto públicos como privados se verán colapsados, no habrán recursos suficientes para hacerles frente, la actividad económica seguirá detenida con lo que esto conlleva: más pobreza y desigualdad. Aunque se tengan personas como el Dr. Hugo López-Gatell, lejos de quedar como el héroe quedaría como el villano de la historia y no solo el, si no todo el gobierno.

Aquí no se trata de encontrar vencedores ni vencidos, más bien que todos los mexicanos sin importar ideologías, fobias y filias salgamos adelante y aunque suene trillado es la verdad. De seguir así, la pandemia del COVID-19, más allá de cobrar vidas, cobrará conciencias de todos aquellos que no quisieron cooperar y después claman por ayuda y quedarán con el “si hubiera hecho caso, no habría enfermado, no habría perdido mi empleo” y todos los hubieras que se les vengan a la mente.

Y usted, estimado lector, ¿Cuál es su visión acerca del COVID-19?

Amazon Ads

Gana $15 con TuLotero ¡Hola! Estoy usando la App de TuLotero para comprar lotería. Si te registras y usas mi código 06933852 te regalan $15.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta