Portada » Blog » COVID-19 » Comamos y bebamos porque mañana moriremos
COVID-19

Comamos y bebamos porque mañana moriremos

En mi País, como en otros países, en algunos de los estados de la república, están en semáforo amarillo, que significa:

Hay una disminución en el número de contagios y hospitalizados, de más de dos semanas consecutivas.

*Los parques y bosques pueden abrir de forma regular.

*Los cines, teatros, restaurantes e iglesias (que son espacios públicos cerrados) pueden abrir con aforo reducido. 

*Y se permiten todas las actividades laborales esenciales y no esenciales con restricción de aforo y horarios escalonados.

*Tomando las medidas de higiene respectivas a la pandemia.

Lo que pasa después de estar en una cuarentena

Esto como en muchos Países, no fue una cuarentena, fue muchos más semanas que las que fueron previstas según como fue avanzando el número de contagios. No es fácil para nadie estar encerrado en casa, sin poder ir a ninguna parte, incluso el trabajo, lo cual, perjudico a miles de familias, que dependen de trabajos que se realizan al exterior, como los vendedores ambulantes, o negocios como: Estéticas, Cines, Restaurantes, Centro de diversiones etc.

La muerte en México es un chiste.

Aquí en este País México, donde el doble sentido, la jocosidad, la comedia, son elementos que nos denominan como ciudadanos nacidos de este hermoso País. Pues la muerte resulta ser un chiste, bueno se toma así, hasta que un familiar muy cercano a nosotros muere, ¨Ahí cambia la cosa¨, entonces dejamos de burlarnos y de aceptar como en Jalisco ¨Que la vida no vale nada¨, nos damos cuenta  de cuanto ¨Vale la vida¨, de lo importante e indispensable que es ese familiar que muere, por alguna situación de la vida, que lamentamos que haya sucedido.

Comamos y bebamos que mañana moriremos.

Ahora así como se hacía antes de la pandemia, en los fines de semana, puedes pasar por alguna colonia, y veras familias, reunidas sin número limitado de personas, a chicos y a grandes, conviviendo, adultos bebiendo bebidas alcohólicas, cantando karaoke, escuchando música a todo volumen, los niños corriendo por la calle, o jugando. Todo en una actitud despreocupada, como si nada pasara.

No hay ningún temor.

Por causa de estas reuniones, y otras que se realizan, podemos correr el riesgo de volver al semáforo naranja, o pueden ser las cosas en una situación peor, creo que a veces pensamos que todo es diversión, y no es así. La conciencia se está dejando a un lado y vivimos confiados de que ¨Esto ya va a pasar y todo volverá hacer normal¨.

¿En qué estamos confiando?

Estamos confiando en que los científicos tendrán pronto una vacuna, y que esa vacuna será, ¨La salvación¨. O confiando que el presidente, que tanto el País esperaba, será el superhéroe que salvara el día. Por el momento, seguiremos divirtiéndonos sin preocuparnos por el día de mañana que puede traer, las malas o las buenas noticias.

Pero cuando un familiar muere, vivimos lamentando, o quisiéramos volver el tiempo atrás deseando que esto no hubiera pasado o que si nos hubiera importado no hubiéramos cometido el error fatal de no tomar precauciones, y pensando en solo, ¡quiero divertirme un rato!

Etiquetas

Andrea de Leon

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

Escoge tu idioma

Arabic Arabic Chinese (Simplified) Chinese (Simplified) Dutch Dutch English English French French German German Italian Italian Portuguese Portuguese Russian Russian Spanish Spanish

¿Te gustan los podcast? Escucha…

Patrocinado