Portada » Blog » Empoderamiento Femenino » Decido sembrar
Empoderamiento Femenino

Decido sembrar

A veces, cuando platico con alguna persona que está sumida en la negatividad, puedo reconocer a mi “yo” de hace algunos años.

Era el tipo de persona que se enfocaba en lo malo de las situaciones y, peor aún, en lo malo que podría suceder.

¡Qué horrible! Me preocupaba y sufría por cosas que no estaban pasando, me dejaba arrastrar por el torbellino de las posibilidades negativas y eso me bloqueaba o me hacía actuar de tal manera que atraía a mi vida justamente aquello que tenía o que no deseaba.

Sacudida con amor

Cuando estaba en uno de los peores estados emocionales de mi historia, mi hermana mayor vino a rescatarme… Una vez más… Ella siempre ha estado a mi lado y, desde que era una niña, me extiende su mano para ayudar a levantarme cada vez que he caído y que siento que no puedo más.

Sus sabias palabras están siempre cargadas de amor y dureza. Me ha sacudido con tanta fuerza que inevitablemente logró romper la coraza que yo misma fui formando al rededor de mi alma y me dio la oportunidad de resurgir, de volver a germinar…

Fue necesario que me pusiera de frente a la realidad, a mi realidad, y de alguna manera me obligó a levantar la cara para enfrentarla con valentía… y para que aprendiera a vivir con la frente en alto… a vivir con humilde agradecimiento, pero sin perder la grandeza de quien tiene la certeza de ser una persona maravillosamente especial.

La fractura del corazón

Cuando el corazón se fractura, tenemos la oportunidad de decidir cómo reaccionar, esa es una decisión personal.

Podemos esperar, en modo inerte, a que con el tiempo cierre la herida, con el inminente riesgo de que se contamine y se infecte… Incluso que se llegue a infestar de horribles gusanos…

O podemos aprovechar la herida abierta para dejar salir cualquier impureza, desinfectar y, por más que duela, hacer una profunda limpieza. Después, llenar el corazón de semillas buenas, buen abono, buena tierra… Y cuidar día a día nuestra siembra… Y compartir los buenos frutos cuando llegue el momento de cosechar.

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

EnglishSpanish