Portada » Blog » Deportes » Los oscuros manejos de Arroceros de Cuautla
Deportes

Los oscuros manejos de Arroceros de Cuautla

Es bien sabido las bondades que en el futbol confluyen dos ejes importantes: deporte e industria, dualidad y dicotomía que, afortunada o desafortunadamente permiten que el balón ruede. Por lo tanto -desafortunadamente- termina por ser inevitable el que los bolsillos de los “dueños” se llenen a partir de quienes sueñan y nos hacen soñar con el balón. Esa avaricia lleva a los de pantalón largo a dejar de ver los futbolistas como personas y tan solo mirarlos como una maquinita para hacer dinero. Casos como explotación infantil, acoso sexual, o evasión de impuestos por parte de presidentes y directivos son tan solo parte de las tantas aristas que confluyen, mismas que traen como consecuencia un dañor colateral directo o indirecto a quiennes buscan erigirse como futbolistas. Respecto a este tema es que tuvimos la posibilidad de charlar con dos futbolistas de la Segunda División en México, quienes hasta el torneo 2019/20 jugaban para la escuadra de Los Arroceros de Cuautla, equipo donde tanto ellos como compañeros suyos vivieron inestabilidad económica por el adeudo de pagos de la directiva, así como un trato que se distancia mucho de un entorno profesional e inclusive se llegaron a tener enfrentamientos entre los jugadores y directivos.

¿Pero quiénes son Los Arroceros de Cuautla?

Este club se fundó en 1952. Y a lo largo de su historia ha disputado cuatro temporadas en la Primera División nacional.

En la actualidad disputa el campeonato de la Segunda División. Para resguardar la seguridad de ambos futbolistas, quienes nos compartieron sus declaraciones, nos referiremos a ellos como “Jugador 1” y “Jugador 2“.

“Normalmente el presidente municipal de Cuautla, Morelos, termina por ser el del equipo Cuautla -es como una regla no escrita-. En 2015, Mario Tadeo Nava  tomó dicho cargo. Y fue precisamente a lo largo de su gestión es que a ningún jugador del equipo se nos pagó: agosto, septiembre y octubre del 2018.

Obviamente estábamos muy molestos, empezamos hacer muchas protestas como el no querer jugar algunos partidos. Afortunadamente yo no tuve problemas fuertes, ya que mi familia me apoyaba pero los adeudos empezaron ahí”.

Nos explicó el Jugador 1, quien jugó en este equipo durante la temporada 2018-19.

Por su parte, el Jugador 2 comentó: “Cuando quisimos dejar de entrenar nos amenazaron con ir a la Federación Mexicana de Fútbol, el entrenador nos dijo con todo descaro que le pidiéramos dinero a nuestras familiares o bien, que en sus ratos libres se fueran a trabajar, repitiendo hasta el cansancio que el futbol así era y que se debía sacrificar cosas.

Es así que comenzaron problemas por cuestiones económicas, aunque estos ya existían mucho antes de que el Jugador 1 arribara a este cuadro. Problemáticas que, evidentemente, corresponden a la institución deportiva. Comentó que el mes de noviembre sí fue pagado, aunque aún restaban los meses anteriores. Llegado el primero de diciembre, ya con el torneo 2018-19 concluido, la directiva detalló que tras las tres semanas de vacaciones que tendrían, se les pagaría el adeudo. Durante ese lapso entró un nuevo presidente al equipo, Alfonso Aguilar, junto con Karime Argüello, su secretaria y mano derecha y algunos jugadores fueron vendidos a otros equipos. Y se incorporó un nuevo cuerpo técnico: Carlos Gonzalez como timonel, Irvin Gómez como su auxiliar y Alexis Bañuelos como preparador físico. De nueva cuenta el pago nunca llegó.

¿Este comportamiento administrativo fue algo nuevo?

“Los manejos del equipo siempre fueron muy turbios. Había ocasiones en que para poder llegar con un día de antelación a algún partido en otros estados,los jugadores nos poniamos de acuerdo para aportar dinero y poder dormir en un hotel , descansar y poder competir como se debía.”

Enfrentamientos

El Jugador 1 comentó que aunado al tema del salario se sumó el hecho de que la directiva tenía preferencia por ciertos jugadores, los cuales, además, eran los únicos que recibían su salario. Situación que, por supuesto, mermó en el ánimo de los demás y, por supuesto, provocó gran tensión entre los compañeros. Todo esto se vio reflejado en la cancha, por lo que los resultados positivos dejaron de conseguirse.

“Hubo dos momentos de tensión muy fuertes. En la semana de entrenamiento el portero Daniel Torres se lesionó, por lo que no pudo ir a las prácticas, así que su suplente continuó y se vislumbraba de manera clara para suplirlo en el juego que tendríamos contra Dorados de Sinaloa ese fin de semana.

El sábado, el mismo día del partido, Daniel Torres hizo el viaje de México a Sinaloa y, a pesar de no haber entrenado durante toda la semana por la lesión terminó siendo titular. Comenzamos a darnos cuenta que había preferencias y poco respeto hacia algunos jugadores”.

“Nosotros teníamos una plantilla de aproximadamente 27 jugadores, para ese momento ya solo éramos 16, no podíamos hacer ni un interescuadra”.

Explicó también que buscó hablar con el cuerpo técnico de los Arroceros de Cuautla para dar solución a todos los conflictos, pero que la respuesta que encontró fue:que nos les interesaban las opiniones de los jugadores.

Después fueron como grupo para intentar conciliar, en su lugar, la directiva los amenazó con dificultarles poder irse a otro equipo y que, además, iban hacer un reporte en la Federación para congelarlos y que no pudieran jugar.

El Jugador 2 rememora que sin duda el momento más álgido se vivió tras perder un partido:

“Jugamos en Durango contra Constructores de Gómez Palacios. De perder ese encuentro ya no tendríamos manera alguna de clasificar a liguilla y simplemente no lo conseguimos, caímos en penales. Tras el término del encuentro, el portero Daniel Torres comenzó a ofender a un jugador, insinuando que por él habíamos perdido.

La verdad lo tomé como típico enojo al calor del partido y pensé que ahí había quedado.

Pero no fue así. Cuando íbamos entrando al vestidor, Daniel Torres atacó muy cobardemente por la espalda al jugador que momentos antes había increpado, incluso le rompió la nariz”.

Ambos jugadores nos comentan que esperaban que el cuerpo técnico reprendiera y expulsara a Daniel por su ataque, sin embargo no fue así. ¿La solución? Karime Argüello fue pieza importante para que se suspendiera al futbolista que sufrió los ataques, quien además terminó por ser multado y no jugó ninguno de los partidos restantes, por otro lado el portero Daniel Torres terminó jugando todos los partidos restantes.

Y  Una vez más las preferencias por parte del cuerpo técnico de los Arroceros de Cuautla se sobrepusieron.

“Y todo esto creemos que fue justificado en el lado de Daniel Torres porque es hijo de Sergio ´Monquiquis´ Torres, ex jugador del Cruz Azul que jugó en Cuautla. Creemos que por eso, ni Carlos González, ni Alexis Bañuelos, ni Irving Gómez hicieron nada para detener las injusticias,sino al contrario, lo mantuvieron alejado de las canchas por el resto del torneo. Y ni a Karime Argüellos ni a Alfonso Aguilar les podría haber importado menos. Fue un asco.” Explicó el Jugador 2.

“Lo que más nos molestó fue que ni el cuerpo técnico ni los directivos impartieran justicia. Lo que hizo Daniel fue muy cobarde y vergonzoso, y la manera en que decidió la directiva castigarlos, lo fue aún más, sobre todo porque el cuerpo técnico tampoco tuvo la valentía de hacer algo al respecto. Castigaron al jugador atacado y dejaron impune al atacante. Eso fue la gota que derramó el vaso. Desde ese momento le perdimos todo el respeto a la directiva de los arroceros de Cuautla, al cuerpo técnico y a Daniel.” Explicó el Jugador 1.

Queda claro que tanto la cobardía por parte de Daniel Torres, como la de todo el cuerpo técnico y los dirigentes estuvo presente durante todo el manejo del altercado.

Es realmente vergonzoso.

Los dos entrevistados concluyen que la gestión ya venía en decadencia en el club, pero que ésta se acentuó cuando Alfonso Aguilar tomó la presidencia, además de las decisiones de Karime Argüello.

El jugador atacado fue amenazado con retenerle sus papeles si causaba problemas legales o intentaba defenderse de lo que pasó , trayendo como consecuencia el que no volvieran a jugar futbol y claro, se les adeudan aún los pagos.

Lucas Esquivel

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

Escoge tu idioma

Arabic Arabic Chinese (Simplified) Chinese (Simplified) Dutch Dutch English English French French German German Italian Italian Portuguese Portuguese Russian Russian Spanish Spanish

¿Te gustan los podcast? Escucha…

Patrocinado