Portada » Blog » Salud » Desde un 4º piso ¿Depresión funcional?
Salud

Desde un 4º piso ¿Depresión funcional?

Desde un 4º piso ¿Depresión funcional? Desde hace ya un tiempo, no recuerdo el momento en que comenzó, comencé a sentirme desanimada, con más sueño de lo acostumbrado, disfrutando menos lo que me gusta, y sobre todo con mucho antojo de cosas dulces (nada que ver con un embarazo).

Pero como tengo cosas que hacer problemas que resolver, siendo responsable de dos preciosas bendiciones, todo quedó de lado y pues seguí con la vida diaria.

Conforme pasó el tiempo note que esto fue en aumento y comencé a notar que cada vez me sentía de repente más frustrada, no tenía deseos de hacer diferentes cosas, solo comencé a hacer lo que era necesario para poder atender mis necesidades, no más.

Y un de tantos martes comencé a escuchar el programa en Facebook del Maestro Santiago Franzonni, el programa trataba de la depresión, y comenzó a comentar que existen diferentes tipos de depresión, yo sólo escuchaba para informarme realmente no tenía en mente que fuera algo especialmente para mí; de repente dice que existe un tipo de depresión llamada “DEPRESIÓN FUNCIONAL”, que es aquella donde la persona actúa de manera normal por las responsabilidades que tiene, no se ve triste o decaído, sino sigue trabajando, realizando sus actividades diarias, resolviendo problemas, etc.

Todos esto lo ayuda a distraerse de lo que en realidad le está pasando, pero si presenta ciertos síntomas. ¿Adivinen cuáles son?

  • Mayor cansancio.
  • No se siente tan motivado como antes
  • Duerme más de lo acostumbrado
  • Y consume mayor cantidad de azúcares o carbohidratos.

Y comenzó a explicar que el consumo de azúcar o carbohidratos ayuda químicamente a la persona a sentirse con más energía y como en ese momento es lo que necesita  o piensa que es lo que necesita pues comienza a consumirlos en mayor cantidad.

Al escuchar esto comencé a pensar en lo que a mi me estaba pasando y en la poca atención que le estaba poniendo a Mi Persona.

Así que comencé a poner más atención en mi actuar y en mis pensamientos, y efectivamente me di cuenta de que tengo “Depresión Funcional” y me imagine que muchas otras personas están igual que yo, ya que seguimos en nuestra vida diaria y atendiendo las necesidades de las personas a las que amamos o que nos rodean, y las básicas de nosotros mismos.

Y te digo esto porque al reflexionar sobre el tema me di cuenta que muchas personas que conozco o amigos me han llegado a comentar alguna vez, que no se sienten motivados, que hacen las cosas por que las tienen que hacer, no disfrutan lo que les gusta como antes, que cada vez se sienten más cansados. Lo que la mayoría de las veces lo atribuimos al estrés, a la edad o a una etapa de mala racha. Y en mi opinión todo esto es una parte del problema, pero no el problema en sí.

La depresión funcional no es algo que se detecte fácilmente, por las características que tiene, principalmente porque los síntomas no son tan visibles o se los puedes atribuir a otros factores, además de que sigues atendiendo tus responsabilidades de la mejor manera que puedes. Y resolviendo los problemas que se te van presentando en el día a día.

Así que te invitó que te des un momento y pienses si tienes alguno de estos síntomas o algo que te parezca raro, por favor no lo dejes pasar y atiéndete; hazte consciente de lo que te está pasando y resuélvelo, antes de que sea más complicado.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta