Portada » Blog » Secciones » Discoteca: álbumes nuevos de La Banda Bastón, Flying Lotus y The Black Keys
Imagen: Pitchfork.
Música Secciones

Discoteca: álbumes nuevos de La Banda Bastón, Flying Lotus y The Black Keys

La Banda Bastón

El dúo mexicano critica por igual a los cantantes del momento con mucho brillo y poca sustancia, así como a la sociedad que los consume y privilegia lo “falso” por encima de lo “verdadero”.

Su tercer disco es quizás el más depurado de todos sus intentos, en una muestra de madurez en lo lírico, pero sobre todo en la búsqueda de un sonido que no suene a reguetón, pero que sí enciende la fiesta de un modo natural.

¿Quién dice que no se puede bailar o disfrutar un rico ritmo alocado a la par que piensas que lo ideal sería encontrar lo maravilloso de nuestra individualidad en vez de querer ser la copia de la copia? La banda pugna por ello y lo canta muy, muy bien.

Flying Lotus

Steven Ellison se ha convertido en un referente obligado para entender el éxito cuando se trata de fusionar la música electrónica con el jazz y el hip hop. Tras años de aferrarse a esta mezcla ha alcanzado con su nuevo trabajo el pináculo de su carrera, hasta ahora, con un compendio de sonidos impresionante y fascinante, un excelente juego de ritmos y combinaciones que logran entusiasmar y agradar por igual.

El lado más pop del californiano aparece para darle un empuje más natural a su búsqueda y de paso conectar de un modo menos intrincado con quienes no están familiarizados con la experiencia, pero no pierde para nada el toque único, conquistado tras muchos años de experimentación.

De esta forma, nos topamos con un disco que va siempre en ascenso, finalizando con tanto poder que es necesario repetirlo una y otra vez hasta emborracharnos de su sonoridad.

The Black Keys

Más eléctricos pero menos atrevidos, así suena el retorno del dúo que nos enamoró con “El Camino”. Un blues muy americano es el que domina en el disco que rompe con cinco años de ausencia y que mantiene la esencia folk que les caracteriza.

Se trata de una colección de temas amables, pero ninguno con la fuerza de sus anteriores trabajos. Eso no significa que no se pueda pasar un buen momento repasando los modos en que este par entiende la vida moderna desde la visión rebelde del rock americano.

Como indica el nombre del álbum, hay mucho rock and roll de vieja escuela, pero nada que lo convierta en una vuelta memorable.

Comentario

Haz clic aquí y comenta