Portada » Blog » Reflexión » Es ahora / Constructor Antisistémico
Imagen: Centro Rodero.
Reflexión Secciones

Es ahora / Constructor Antisistémico

Nos indican sistémicamente el “valor” de ser exitosos; nos enseñaron que la cualidad más importante proviene de la forma, nunca del contenido,
y entonces aceptamos complaciente y tímidamente, aunque eso incluya ser negación de la belleza y la inocencia primigenias.

Y no, no basta con ello, porque adherirnos a la norma de lo aceptable, nos convierte en muertos por decisión propia. Y no estoy siendo demasiado ilustre o culto; no se trata de pretender saber de todo. Solo es que la vida no se resume en los valores impuestos desde la nada, y que cómodamente convienen a un sistema que niega la verdadera belleza de existir, ni de la libertad a la cual condena.

Cuando salgo diariamente a la vida, puedo mirar a los ojos a tantos desencantados que eligieron por educación sistémica señalar a los todos que no son ellos, para insinuar que son los culpables de sus dolores, y además cínicamente dejar de respirar desde su alma.

También porque así lo elijo, diariamente alcanzo a divisar la extraordinaria belleza y el corazón profundo de todos y de todas; entonces me convenzo de lo que sé desde siempre; somos perfectos y estamos en trance.

¡Y no más!! Basta de los indigentes que elegimos ser; yo apuesto por mí y por nosotros, por la voz audaz y que se atreve; elijo ser aunque cueste tiempo entenderlo.

Te miro ahora hermano
y existe un clamor por la nostalgia
del primigenio vuelo.
¡Elévate,
vuela
porque eres la voz primigenia.

Hablo por el alma que somos todos; mi voz no es propiedad, ni exclusividad cautiva. Ahora es tiempo de trascender; no existen profesiones posibles, ni tampoco medidas del ser exitoso; todos somos brillantes y valiosos, amorosos seres humanos, y no hay medida sistémica que nos confiera posibilidad de ser o validamos, porque desde nuestra palabra; hagámosla verbo entonces, trascendamos el miedo ahora; nada está escrito, aunque el sistema que validamos, pretenda convencernos de que no somos.

Te saludo ahora hermano
como te celebre siempre;
sólo existe una diferencia;
te miro ahora y me reconozco.

Y así es; se trata de construir desde una consciencia alejada del temor a no ser aceptado; somos generadores y creadores desde la gota infinita y primigenia; revolucionamos el significado de nuestra llegada; porque no somos distintos, ni tampoco clones; si nos atrevemos a mirarnos todos somos solo uno.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

¿Ya conoces nuestro Instagram?