Portada » Blog » Familia » Hasta a Will Smith le sucede.
Familia

Hasta a Will Smith le sucede.

Las infidelidades se presentan en cualquier parte del mundo, en cualquier sector social, económico, religioso y cultural.

Puedes ser la persona mejor preparada, atenta, detallista, bien parecido, famoso, finacieramente exitoso y mejor perfumado… y no por eso estás excento de que tu pareja te sea infiel.

Y visto desde el otro extremo… puedes tener todos los atributos mencionados… y ser infiel.

Finalmente, la infidelidad no se trata de la “víctima”… no es tema de la persona a quien se le fue infiel, sino de quién comete la infidelidad.

Y si lo analizamos bien, la infidelidad es contra uno mismo. El infiel no está engañando a la otra persona. El infiel se está engañando a si mismo.

Cuando eres infiel, te puedes creer muy listo tejiendo las artimañas necesarias para “salirte con la tuya” y llevar una doble vida. Y si por algún descuido, mala suerte o azares del destino te descubren, no dudarías en culpar a tu pareja.

Es tan común que cuando una persona engaña a su pareja le traslade la responsabilidad de su conducta, que hasta parece que lo aprendemos de “cantadito” como las tablas de multiplicar.

Pretextos como “no me atiende”, “seguimos juntos solo por lo hijos”, “dormimos en camas separadas”, “ya no se arregla”, “no me escucha”… Y así una larga lista de frases igual de absurdas.

Dejar de mentirnos sería mejor.

Hasta a Will Smith le sucede. Pero lo más trágico es que al ser infieles nos mentimos a nosotros mismos.

Sería más inteligente, valeroso y sencillo reconocer y decir “no estoy feliz aquí” y romper con esa relación en la que no somos felices.

Ya sea un matrimonio, una sociedad comercial, un grupo de amigos, un empleo. Cualquier tipo de relación que tengamos. Cuando no nos sentimos felices en ella, creo que primero debemos intentar restaurar lo que a nuestro parecer está funcionando mal. Si después de hacer todo lo que está en nuestras manos hacer y no conseguimos que se solucione, quizás lo mejor sea dar por terminada esa relación.

Ya sea social, laboral, amorosa. Si te daña, y no pudo ser restaurada ¿Por qué seguir ahí?

No engañas a los otros, aunque jamás se enteren. Te engañas a ti mismo, te lastimas a ti mismo. Te eres infiel a ti mismo.

Es mejor ser valiente y decir y actuar con la verdad que vivir una vida de mentiras que al final sólo tú saldrás dañado. Sólo tú eres el responsable de tus decisiones aunque trates de culpar a los demas.

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

Escoge tu idioma

Arabic Arabic Chinese (Simplified) Chinese (Simplified) Dutch Dutch English English French French German German Italian Italian Portuguese Portuguese Russian Russian Spanish Spanish

¿Te gustan los podcast? Escucha…

Patrocinado