Portada » Blog » Familia » Tus palabras tienen poder.
Familia

Tus palabras tienen poder.

Escucha la audionota

Hablar, es una gran responsabilidad de la que, en muchas ocasiones, no estamos conscientes.

No se trata tan sólo de abrir la boca y dejar que las palabras fluyan libremente y sin considerar el impacto que tendrán en nuestra vida y en la vida de los demás.

Una conversación casual puede llevarnos a cometer alguna imprudente indiscreción y destruir una relación, de trabajo o afectiva, o romper algún sueño y hasta ser el detonante para que termine una vida.

Respeta a tus hijos.

Justificarnos con un “lo dije porque estaba enojado” o el muy común “lo dije sin pensar”, no es un recurso válido. En ocasiones decimos algo de lo que después nos arrepentimos (o no) y, aunque después ofrezcamos una disculpa, el daño ya está hecho.

La manera en que le hablamos a nuestros hijos, es determinante en su desarrollo. No podemos esperar que sean emocionalmente fuertes y seguros de si mismos, si desde su nacimiento (y a veces desde antes) les hemos estado diciendo palabras que lo debilitan.

Decirles cosas como “ay, pobrecito” que generalmente acompañamos con el típico tono alargado y lastimero, es de las peores cosas que podemos decirles. O calificarlos de “tonto”, “malo”, “flojo” y adjetivos similares, es más que una falta de respeto.

Es dañarlos, es romperlos y después, no sabemos cómo restaurarlos. Y lo más absurdo es que los responsabilizamos a ellos por su rebeldía o falta de disciplina.

Si durante más de diecisiete años le has dicho a tus hijos que son “malos y desobedientes”, ¿cómo o por qué esperas que lleguen a la vida adulta siendo “buenos y disciplinados”?

Un pequeño cambio hace una gran diferencia.

“Tú puedes”, “creé en ti como yo creo en ti”, “mereces ser feliz”, “tienes mucho talento para esto”… Frases que construyen, palabras que levantan, semillas de poder, autoestima y fe.

Escucha lo que les estás diciendo, observa lo que estás construyendo, sana el daño hecho y recuerda decirles todos los días “te quiero”.

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

Escoge tu idioma

Arabic Arabic Chinese (Simplified) Chinese (Simplified) Dutch Dutch English English French French German German Italian Italian Portuguese Portuguese Russian Russian Spanish Spanish

¿Te gustan los podcast? Escucha…

Patrocinado