Portada » Blog » Reflexión » Garantizando el fracaso
Reflexión

Garantizando el fracaso

Garantizando el fracaso. La pregunta común es algo como: ¿A qué te dedicas?, ¿En qué trabajas?, ¿Cuál es tu meta en la vida?... A cualquiera de estas preguntas quizás tengas una respuesta muy bonita y llena de buenos propósitos, y ya hasta automática… Aunque muy posiblemente sea una respuesta de “cartón”, sin pizca de realidad.

Cuando alguien pregunta ¿Cuál es tu meta en la vida? Es común que la respuesta sea algo como “ser feliz”.  Pero frecuentemente, quien da esa respuesta no tiene la menor idea de cómo establecer metas reales porque, para empezar, ni siquiera tiene metas.

Si la respuesta es así, es un cliché, pero no una meta real.  “Ser feliz” puede ser una decisión (por cierto, muy acertada), “ser feliz” es también una excelente herramienta para avanzar día a día hacia nuestras metas. Pero en sí, “ser feliz” no es una meta mesurable, puede ser una consecuencia del avance y de lograr nuestros objetivos, pero no es una meta realista.

Comprar esa casa con la que tanto sueñas, es una meta. 

Y ser feliz será consecuencia de haberla comprado.  Incluso durante el proceso, puedes sentir felicidad, por ejemplo, cada que agregas un poco más al ahorro para comprar la casa.

Hacer abdominales cada mañana, tampoco es una meta. Cada que cumplas con ese objetivo seguramente te sentirás feliz y satisfecho, pero esa no es la meta, es el proceso.  Cuando tiempo después te mires al espejo y veas que tienes el abdomen plano y marcado como querías, te sientes feliz por haber logrado tu meta. Nuevamente, “ser feliz” fue consecuencia. Hacer abdominales es el proceso.  Tener el abdomen plano y marcado es la meta.

Y si te pregunto:

¿Qué estás haciendo para garantizar tu fracaso en la vida?

Posiblemente te suene extraño y desconcertante.  Quizás tu primera respuesta sea “nada” aunque sea por impulso. “Nada” es una respuesta correcta, pues el hacer nada es hacerlo todo para garantizar el fracaso.

Una de las mejores maneras para garantizar el fracaso en la vida es no establecer metas.

Hay muchas razones por las que la gente no establece metas:

  • Miedo.
  • Baja autoestima.
  • No entiende los beneficios de establecer metas.
  • No sabe cómo establecer metas.

Ahora te pregunto:

¿Cuál es tu meta en la vida? Con lo que has estado haciendo los últimos 90 días,  ¿hacia dónde vas?

¿Estás garantizando tu éxito o tu fracaso?

Etiquetas

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

EnglishSpanish