Saltar al contenido
La Redacción

Imagina que puedes ganar

4 junio, 2020
Últimas entradas de Estrella Cisneros (ver todo)

Imagina que puedes ganar. Durante el tiempo de crisis, poco a poco la preocupación se va instalando en la mente y el corazón de las personas, de los jefes de familia y se va extendiendo a los demás integrantes.  Empieza por la familia, se extiende hacia los contactos, vecinos, amigos, colonia… ¡Invade a la sociedad misma!

La velocidad que puede alcanzar esta invasión se acelera tremendamente mediante las redes sociales.  Es tan fácil leer, involucrarse o compartir cualquier nota, comentario, imagen, lo que sea, con un par de clics, que ni siquiera te da tiempo para pensar si eso que vas a compartir es bueno, necesario y verdadero.

Y es aquí en donde nuestra palabra mágica aparece pensar.

Es muy peligroso pensar cuando no se sabe pensar de manera positiva.  Cuida tus pensamientos porque ellos generan emociones.  ¿Qué tipo de emociones deseas generar en tu corazón?

Las preocupaciones pueden generar angustia y la angustia es negativa porque puede bloquearte, puede enfermarte, puede desvanecer tus metas, puede destruir tus sueños, ¡puede destruirte a ti!

Toma conciencia de tus pensamientos, toma el control de tus emociones.  Tú tienes el derecho y el poder para elegir lo que te conviene pensar, lo que deseas sentir, cuáles son las metas que deseas alcanzar.

Establece tus metas. Enfócate en un gran objetivo, ¡piensa en grande! Soñar en grande es tan fácil como soñar en poquito.  Elige soñar en grande, cree que mereces lo mejor porque fuiste creado para tener lo mejor. Imagina que puedes ganar.

Escribe tus metas de manera efectiva:

  • En tiempo presente.  Como si ya las hubieras alcanzado.
  • En positivo. Es decir, utiliza afirmaciones en vez de negaciones.
  • En primera persona. Es decir, en el “Yo”.

Ejemplo: En vez de escribir << ya no quiero tener que pagar la renta cada mes>> o <<no quiero vivir en casa de mis suegros el próximo año>>, es mejor establecer tu meta escribiendo: <<Yo tengo mi casa propia>>.

Y nuevamente te digo: imagina que puedes lograrlo.

Obviamente debes trazar un plan, un mapa. Una ruta que te lleve hacia tus objetivos.

Una manera que resulta útil para hacer tu mapa, es hacerte la siguiente pregunta: ¿Cómo puedo lograrlo?

Ejemplo: ¿Cómo puedo tener mi casa propia?

Cancela cualquier pensamiento negativo que te haga dudar.  Recuerda que fuiste creado para alcanzar tus sueños, para tener lo mejor. Imagina que puedes ganar.

¿Ya conoces nuestro Instagram?