Saltar al contenido
La Redacción

La Ceiba, el símbolo de la vida maya

23 noviembre, 2019
Últimas entradas de Quetzal-calli (ver todo)

Los mayas lo llaman EL YA´AX´CHE y según los más antiguos es donde nació el primer hombre y por ello se realizaban ceremonias, trasmisión de poderes entre gobernantes y chamanes.

La leyenda del POPOL VUH menciona que los dioses decidieron sembrar en las cuatro direcciones del cosmos cinco ceibas sagradas;   la ceiba roja al Este, la ceiba negra al Oeste, la ceiba amarilla al Sur, la ceiba blanca al norte. Al centro sembraron la quinta ceiba.

Lo mayas creían que sus raíces eran la entrada al inframundo, su base era el lugar de los seres vivos y en sus ramas estaba la morada de los dioses. La copa sostenía el cielo.

Para los mayas una forma de predecir la fertilidad de las cosechas era dependiendo de la cantidad de hojas que da el árbol en verano.

La ceiba es un árbol predominante en las selvas y pueden llegar a medir 70 metros de altura y 5 metros de grosor de su tronco.

Sus flores son de color amarillo o dorado,  producen un fruto que al madurarse se rompe liberando semillas que son dispersadas por el viento.

Las semillas se utilizan en la gastronomía maya, extracción de aceites vegetales, para fabricar jabones.

La corteza se cuece para ayudar en la  cicatrización de heridas, en  reumatismo y  como  antiespasmódico diurético.

La resina ayuda enfermedades estomacales.

Sus hojas tienen alcanfor, por lo que ayuda a aliviar quemaduras, dolores de muelas, etc.

La Ceiba se localiza en las selvas bajas de la rivera maya hasta las selvas de Chiapas.

Es importante que hagamos un gran esfuerzo para ayudar a conservar esta riqueza forestal  de flora, fauna y lo más importante: agua y oxígeno.

¿Ya conoces nuestro Instagram?