Portada » Blog » Secciones » La música y su impacto en la neuroplasticidad
Salud Secciones

La música y su impacto en la neuroplasticidad

Aprender a tocar un instrumento musical es una experiencia multisensorial y motora que usualmente comienza a una edad temprana y requiere de la adquisición y mantenimiento de un amplio rango de habilidades durante la vida del músico. Estudios científicos han demostrado que el entrenamiento musical refuerza las conexiones entre las regiones motoras y auditivas mientras que activa regiones de integración multisensorial promoviendo la plasticidad cerebral.

La neuroplasticidad es la habilidad del cerebro para reorganizar y cambiar conexiones neuronales. Esta reorganización del cerebro puede ocurrir durante el desarrollo, pero también cuando hay pérdida de funciones o la necesidad de maximizar funciones, como en el caso de daño cerebral u otras condiciones neuronales. Por lo tanto, el aprendizaje de habilidades también determina la neuroplasticidad en la adultez y ayuda a preservar las estructuras neuronales durante el proceso natural de envejecimiento.

Una de las muchas ventajas que se pueden obtener a partir del entrenamiento musical es el efecto positivo de desempeño cognitivo, tales como habilidades motoras y auditivas. La música y el lenguaje están estrechamente relacionadas, lo que conduce a la mejora de habilidades lingüísticas en los niños. El razonamiento matemático puede mejorar cuando hay un entrenamiento musical involucrado, debido a que algunas regiones cerebrales comparten redes neuronales para ambas actividades.

Algunos estudios científicos han examinado las diferencias estructurales y funcionales del cerebro entre músicos y personas que no han recibido entrenamiento musical alguno, y han confirmado que estructuras cerebrales primordiales, tales como el cuerpo calloso, que funciona como vía de comunicación entre los hemisferios, son de mayor tamaño en músicos que comenzaron su entrenamiento a una edad temprana. El cuerpo calloso juega un papel importante en la comunicación interhemisférica que involucra la ejecución de secuencias complejas motoras.

La plasticidad neuronal no está restringida solo a cerebros en desarrollo. Aun en la adultez, el entrenamiento de alguna habilidad particular o de algún miembro o partes del cuerpo puede dirigir a modificaciones estructurales en la anatomía del cerebro, lo cual le permite adaptarse a los cambios del medio ambiente. Se han reportado los efectos del entrenamiento musical en adultos mayores, mostrando incremento de materia gris en el hipocampo, lo que sugiere el valor potencial de este tipo de terapias para preservar sus funciones cerebrales.

Otro dato interesante es el gran número de intervenciones terapéuticas musicales que se utiliza en terapias de lenguaje para pacientes que han sufrido accidentes cerebrovasculares o en niños que padecen autismo. Estas actividades de rehabilitación que involucran música son efectivas y mejoran los procesos cerebrales de los pacientes que han tenido algún tipo de lesión neuronal. Actualmente se utilizan este tipo de terapias en pacientes con Alzheimer y Parkinson, niños con autismo, personas que han tenido accidentes cerebrovasculares y pacientes psiquiátricos, mejorando considerablemente su calidad de vida.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

¿Ya conoces nuestro Instagram?