Portada » Blog » Secciones » La vida moderna
Imagen: kienyke
Reflexión Secciones

La vida moderna

Últimas entradas de Alexa Jiménez (ver todo)

A través de paso del tiempo dejamos atrás la parte de la espiritualidad que todos los seres humanos profesábamos, y es que gracias a la vida moderna fuimos olvidando de a poco nuestra conexión primaria con lo divino.

Nos volvimos dependientes de aparatos para realizar las tareas más simples, los alimentos que podían darnos salud, bienestar, fortaleza fueron cambiados por los que nos dan satisfacción solo momentánea, o nos debilitan al contener pocas proteínas y vitaminas, pero son parte del avance que según la sociedad hemos logrado, pero que tal si en vez de ir hacia adelante estamos retrocediendo de una manera drástica o peor aún estamos comenzando nuestra propia extinción, junto a la que estamos provocando en nuestra flora y fauna.

Conforme el hombre se fue haciendo de nuevas ideas, de nuevos desarrollos de productos, inventos y distracciones, se volvieron obsoletos los sentidos básicos que nos permitían sentirnos parte de nuestro entorno, poner atención a la naturaleza, a la vida silvestre, a los animales, como si ya no importara nada más que el desarrollo industrial y moderno de nuestra vida.

Será acaso que nuestro mecanismo interior sabe que estamos haciendo más mal que bien a este planeta, quizás estamos autodestruyéndonos como un mecanismo de defensa de nuestro propio ser que siente que nos estamos excediendo y trata de frenarnos para que veamos hacia atrás y recordemos que entre el planeta y nosotros existía una armonía, una simbiosis.

Hemos provocado cambios negativos en nuestro medio ambiente, casi irreversibles que nos están afectando de una manera tremenda en todos los sentidos, abriremos los ojos y trataremos de volver a nuestra armoniosa conexión con nuestro tan arrasado planeta debido a nuestra vida moderna, o dejaremos que el planeta nos vaya eliminando como un virus en su sistema.

Creo que somos capaces de reaccionar y dar un giro de 180 grados para recomenzar y volver a estar en esa simbiosis eterna en la que vivimos con nuestra hermoso mundo solo hace falta tomar conciencia de nuestras equivocaciones y deshacernos de lo que no nos sirve en realidad, como cuando hacemos limpieza en nuestras casas, solo que el espacio que debemos limpiar es más grande y delicado donde tenemos que poner todo nuestro esfuerzo para lograr una pequeña mejoría que pueden ser el inicio de un cambio enorme.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta