Portada » Blog » Secciones » Las artes adivinatorias ¿reales o fraudulentas?
Imagen: Bekia Horóscopo.
Reflexión Secciones

Las artes adivinatorias ¿reales o fraudulentas?

Últimas entradas de Ma del Carmen Bolado Garza (ver todo)

Desde el inicio de los tiempos el ser humano ha buscado respuestas a sus dudas existenciales a través de las artes adivinatorias, entre ellas se considera la Astrología, las Lecturas del Tarot, de las Barajas Españolas, de las Lineas de las Manos, los Asientos del Café Turco, Hojas de Té, Caracoles y un sinfín más de artificios que ponen frente a frente a quien busca una respuesta como al que ofrece una ilusión.

Sin entrar en temas que serán tratados en otro artículo como la Espiritualidad, el Espiritualismo y el Espiritismo, estas opciones para quienes por curiosidad o por necesidad acuden a Lectores bien pueden ser satisfechas cuando se encuentran con personas sensibles, que se han preparado a través del estudio e interpretación de estas señales y que cuando son acertados en sus lecturas algunos estudiosos del fenómeno lo relacionan con las Parapsicología. Se da entre el lector y quien consulta una comunicación extrasensorial a través de la transmisión del pensamiento (de ahí la percepción del lector sobre asuntos pasados y presentes)  y de la precognición, que es la habilidad del lector para predecir acontecimientos que se podrán dar a corto o mediano plazo. En estos casos, las Barajas, el Café, el Tarot, incluso las cartas astrológicas pasan a un Segundo término ya que aunque tengan un significado especial, ya sea en forma individual o por la combinación de elementos, en realidad son solo un objeto de concentración para quien ha desarrollado dones paranormales y esa sensibilidad extraordinaria para predecir acertadamente el futuro cercano.

Sin embargo, la otra cara la moneda es la charlatanería que se presenta en muchísimos más casos de los que se puedan esperar, y es casi obvio el hecho de que el supuesto adivinador o adivinadora está explotando una inquietud real de quien busca la consulta. El ambiente del lugar esta diseñado para dar una imagen de misticismo, se encontrarán con figuras o cuadros relativos a símbolos mágicos, Budas, Krishnas, incluso los famosos gatos chinos de la suerte, estrellas de David, Pirámides, figuras egipcias, ademas de los consabidos altares llenos de velas de colores y los clásicos inciensos ardiendo. Toda esta parafernalia esta diseñada como escenografía para engañar a la gente.

Esos “lectores” tienen un conocimiento general en base a la lectura de libros como los de la famosa Madame Blavatsky, o de tantos otros sobre interpretación de las lineas de las manos, o del tarot o de los otros medios, incluso han participado en cursos de asociaciones gnósticas para adquirir el lenguaje que pueda impresionar al posible cliente.

Si sientes la natural curiosidad por conocer lo que te depara el destino, ten cuidado en seleccionar a quien tenga el don de percibirlo sin engañarte y sin tratar de envolverte atrapándote como “cliente cautivo”: quien es profesional en este tipo de lecturas no te dará una nueva cita, te dará el espacio para que las cosas predichas se realicen, y la libertad para que decidas regresar o no a ella.

Imagen: Tarot Gratis

Cuidado con los charlatanes, esos harán la “lectura” a base de preguntas o de generalidades en sí, cambiarán el tono observando tus reacciones a sus dichos, te dirán que alguien cercano a ti esta enfermo (¿quién no tiene un familiar o una amistad enferma?). Te dirán que alguien en tu pasado te desilusionó y rompió tu corazón (¿a quién no le ha pasado?). Te hablarán de que alguien cercano a ti te envidia…. ¡Cuidado con esto! A partir de ese momento comenzará su labor de venta de amuletos, “limpias”, “amarres” etc. Y la primer persona “amarrada” serás tú.

Todos ellos prometen riquezas, abundancia, amor, salud, bienestar, sin embargo, observa en dónde viven y cómo viven. No hay duda de que existen personas con un alto grado de evolución espiritual que pueden desarrollar aptitudes que la Parapsicología trata de demostrar, pero tampoco cabe duda de que el ambiente se presta también a la charlatanería, y de esos es de los que hay que cuidarse, ni cuarzos, ni dijes, ni amuletos te llevarán a ningún lado.

Está bien si te gusta ir a que te lean las cartas o el café, pero no hagas de ello una fijación. Tu vida y tu futuro está en tus manos, eres tú quien decide su destino y lo forja, eres tú quien tiene el libre albedrío de dejarse llevar o no por lo que puedan sugerir algunas personas dotadas del don de la precognición, pero ellas no deciden por ti, te plantean lo que puede presentarse en tu futuro, pero eres tú quien lo toma o lo deja. Solo aprende a distinguir a los profesionales de los charlatanes. Y de los horóscopos, ni hablemos, porque en esa área están los más falsos “adivinos”. Volvemos al tema, sólo plantean generalidades obvias en las que acertarán a algunas personas que sean facilmente impresionables.

Comentario

Haz clic aquí y comenta

¿Ya conoces nuestro Instagram?