Portada » Blog » Secciones » Las drogas y la democracia
Gobierno Secciones

Las drogas y la democracia

Desde principios de esta década, la violencia en México se ha convertido en una constante en la vida diaria de los ciudadanos, se grabó con plomo y sangre una guerra entre los dueños de empresas multimillonarias que se mueven en la ilegalidad y el Estado, involucrando a la sociedad civil, quienes a su vez decidieron organizarse como autodefensas y hacerle frente a la delincuencia, respondiendo con más violencia a la violencia que ya impera en nuestro país, sin mencionar la miseria y el dolor que las drogas generan en quienes las consumen y quienes los rodean. En esta guerra no se lucha por ideales o creencias, se lucha por dinero.

Cinco ciudades Mexicanas se encuentran entre las más violentas del mundo según informes del Banco Interamericano de Desarrollo en su estudio “Crimen y violencia”, señalando a los miles de muertos y desaparecidos en el país.

Cabe mencionar que el narcotráfico va aparejado, casi siempre, de otro tipo de delitos como el homicidio, tráfico y portación de armas, extorción, secuestro, robo, entre otros, y es importante hacer conciencia que para que los cárteles de la droga puedan progresar es necesario crear un ambiente propicio en donde exista un mercado organizado que se dedique a proveer con dinero, armas o drogas a estos, y que para poder alimentar a los cárteles mexicanos (quienes se encuentran entre los más poderosos del mundo), es necesaria la participación de cantidad enorme de personas, principalmente los usuarios de drogas, quienes en lugar de disminuir, aumentan. Por lo que para este problema es evidente una solución, la cual parece imposible en un país donde el narco ya está en la democracia, solución que, sin valoraciones axiológicas, resulta ser la legalización total de las drogas, de todos modos, a los usuarios les encanta.  

Gana $15 con TuLotero ¡Hola! Estoy usando la App de TuLotero para comprar lotería. Si te registras y usas mi código 06933852 te regalan $15.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta