Portada » Blog » Literatura » Me gustas así, para tanto y para todo
Literatura

Me gustas así, para tanto y para todo

Últimas entradas de Majo Mayper (ver todo)

Me gustas porque rondas por mi mente muchas veces durante el día, disfruto que tus palabras a veces resuenen como canción de fondo en mi cabeza. Me encanta que ahora sé cómo sonarían con tu voz y así me gustan más.

Y es que sí, me gustas tú, que tienes esa cosa mala en la sonrisa y esa magia en la mirada que me hace sonreír como morrita de secundaria a todas horas del día.

Es que me gustas tú ¡chihuahua! para dedicarte todas esas cancioncitas cursis que me causaban náuseas hasta hace poco tiempo y a las que ahora les voy descubriendo de a poco el sentido, me gustas como para que seas tú quien me alborote los capullitos de mariposa que me viven en la tripa y me encienda como hoguera gitana esta roquita que tengo en el lado izquierdo del pecho bajo el esternón.

Me gustas para que un martes por la tarde me sorprendas yendo por mí al trabajo y nos vayamos por un cafecito de esos ricos de olla que tú preparas, para que te platique lo que me pasó en el día y que me escuches atentamente quejarme de mi jefe, de mis candidatos, del trabajo y del mundo, para que me abraces y me digas que esté tranquila, que todo va a estar bien y que ahí estarás para mí.

Me gustas para una tarde de maratón en Netflix, con montones de frituras, helado y chocolate, me gustas tanto como para dejar de prestar atención a la peli y que al final la tv nos pregunte si seguimos ahí.

Me gustas porque trajiste nuevos colores, flores brillantes, porque llegaste como una chela bien fría en un día de calor intenso y un montón de luciérnagas a mi vida.

Me gustas para reírnos a carcajadas, de esas que hacen doler la panza, para que nos tiremos en el piso a ver las estrellas, para que te platique de mis teorías de conspiración y de que creo firmemente que los alienígenas existen, para que me cuentes la historia de esa cicatriz tuya que me gusta tanto y yo te platique de las que tengo en las rodillas.

Me gustas para un día caluroso en la playa, viendo el azul turquesa de mi Caribe, con una o dos copas de lambrusco bien frías y que su arenita blanca se nos pegue por todos lados.

Me gustas para darte todos los besos que tengo guardados en uno de los hoyuelos que me adornan la sonrisa. Me gustas para mirarte escribir de reojo y que sonrías sin voltear a verme, porque sabes que te observo.

Me gustas así, para tanto y para todo.

Me gustas tan cabrón que ya tengo un tablero en Pinterest para nuestra boda. Igual y el salón que planeas, sí combina con mi decoración. Igual y sí terminamos juntos, igual y el Universo que es tan sabio nos hizo coincidir porque todavía cree en el amor en serio, porque sabe que somos de esos locos que saben amar y de los que ya quedamos tan pocos.

Etiquetas

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

¿Ya conoces nuestro Instagram?