Portada » Blog » Cartas a Mérida » Mérida, ciudad sin igual
Cartas a Mérida

Mérida, ciudad sin igual

La mayoría de las personas identifican el estado de Yucatán, por sus pirámides y paradisíacas playas, pero pocos son los que han tenido la fortuna de conocer la hermosa ancestral capital, así es, estoy hablando de Mérida, una hermosa ciudad colonial, llena de cultura, buenas costumbres y sobre todo tranquilidad, para mi una de las mejores ciudades que pude visitar.

Me enamoré de la arquitectura colonial que se aprecia por todo el centro histórico, las grandes y hermosas haciendas te transportan a la antigüedad, y el servicio y amabilidad de sus habitantes te hacen sentir en confianza y querido.

Y esas no son las únicas razones por las que quisiera volver a vacacionar allí, también la gastronomía es una de las mejores que e probado, la cochinita pibil, es simplemente inigualable y lo digo nada mas por decirlo o quedar bien, en otros estados, en restaurantes la e pedido y no tenían ese sabor que caracteriza a la cochinita, y ni hablar de las marquesitas que venden en todas las plazas y parques públicos, gracias a esas delicias subí un par de kilitos, pero qué importaba estaba de vacaciones.

Así que no me limite a comprar en cada puesto que veía, y qué decir de los famosos sorbetes de primero yo pensé que eran como cualquier nieve de garrafa pero nada que ver, en la plaza que los probé solo había de sabor elote y de coco, yo no quise probar el de primero el de elote, pensaba que el de coco era lo mejor, pero después me convencieron de probar el de elote y quede maravillada, ni siquiera puedo describirlo de verdad tienen que probarlo…

Durante los días que estuve de vacaciones me di cuenta que no es un lugar donde solo actúan sus costumbres, de verdad las viven las señoras mayores visten todo el tiempo sus vestidos típicos, hablan su lengua casi todo el tiempo, y claro como toda buena turista me atreví a preguntar sobre algunas palabras, como se decían o que significaban, aunque algunas ya las olvidé.

Aprendí demasiado de ese bello lugar, me quité ideas falsas o erróneas que tenía y descubrí las maravillas, parte de mis recuerdos en mi memoria y fotografías compre una botella de Xtabentún el licor de miel, bebida original de allá, me contaron la leyenda que hay sobre esa bebida, no terminaría de contar todo lo que aprendí y viví allí, y eso que aun me falto mucho por conocer, espero pronto volver porque como ya dije es un lugar increíble y hermoso.

Mérida ¡pronto volveré por mas!

Etiquetas

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta