Portada » Blog » Motivación » Aférrate a tus motivos y olvida los pretextos.
Motivación

Aférrate a tus motivos y olvida los pretextos.

Año con año en cuanto llega septiembre, me parece que el tiempo se va corriendo, y pues sí, lo confieso, soy el tipo de persona que se emociona con la idea de las fiestas, los adornos y la comida especial de cada ocasión.

Primero la noche del grito, y después, como de celebrar se trata y cualquier tema puede ser el pretexto, me sigo con halloween y con el día de muertos, navidad, año nuevo… Y ya para estrenar año, seguimos con el día de reyes, y los tamales del dos de febrero.

¿Y la dieta? ¿Y el ejercicio? ¿Y el madrugar o dejar de fumar? ¿Ya dejaste de tomar? ¿Ya estás leyendo más? Tantos propósitos que hiciste al empezar el año y quizá no has cumplido ni con la mitad.

No te engañes, los pretextos no te justifican.

Es tan fácil querer justificar las fallas y debilidades con pretextos, muchos de ellos absurdos o recurrentes, y evadiendo nuestra verdadera responsabilidad. Es tan común culpar a los demás o a factores externos para disculpar la falta de compromiso, la indisciplina, la mediocridad.

La pandemia, que nos llevó al encierro en cuarentena, ha sido una de las más utilizadas razones para justificar el hecho de haber incumplido con los propósitos y compromosos que establecimos a principios de año.

Este año tu pretexto es la pandemia que no te dejó salir a trabajar. El encierro que te causa ansiedad y sólo comiendo la superas. Por la pandemia cerraron los gimnasios y pues en casa no tienes espacio para entrenar. Con los niños en casa no te concentras para leer o estudiar. La situación del mundo te deprime tanto que no te quieres levantar. ¡Qué fácil es quererse justificar!

No te engañes. Si fallaste fue por falta de carácter, poca o ninguna disciplina, falta de compromiso y seriedad… O quizá, por falta de una meta u objetivo bien establecido y motivo que realmente te inspire.

Establece tu objetivo, identifica tu motivo y aférrate a él.

Pensar es muy peligroso… cuando no se sabe pensar. Es igual de complicado idear pretextos que ubicar motivos.

Es mejor poner a trabajar nuestra mente en las razones por las cuales hacer que las cosas sucedan, en vez de tirarnos a pensar como justificar el no haberlo hecho.

Para materializar tus metas, debes tener la disciplina de hacer lo que debes hacer, aunque en este momento no tengas deseos de hacerlo.

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

Escoge tu idioma

Arabic Arabic Chinese (Simplified) Chinese (Simplified) Dutch Dutch English English French French German German Italian Italian Portuguese Portuguese Russian Russian Spanish Spanish

¿Te gustan los podcast? Escucha…

Patrocinado