Portada » Blog » Reflexión » Nada personal
Reflexión

Nada personal

Últimas entradas de Estrella Cisneros (ver todo)

Muchas veces las personas fracasan en el intento por lograr sus sueños porque dejan de intentarlo. No es por falta de habilidad, es por falta de compromiso. Lo intentan una o dos veces y, al sentir que no avanzan, sencillamente renuncian justificándose con un cómodo “esto no es para mi”.  Aun cuando en el fondo de sus corazones siguen deseando haberlo logrado. Entonces se frustran, se deprimen y hasta llegan a sentirse enojados con el mundo y buscan culpables para justificar su fracaso, cuando en realidad, los únicos responsables de lograr o no nuestros objetivos somos nosotros mismos. No es el gobierno, ni el clima, ni tu pasado, ni las circunstancias en que naciste, ni tus padres ni nada externo… No es nada personal.

El mundo, el universo, la vida, nada, absolutamente nada está diseñado para ponerte piedras en el camino.  El camino puede estar lleno de piedras, baches y peligros, pero están ahí y punto, así son los caminos naturales.  Nadie puso las piedras intencionalmente con el propósito de fastidiar tus proyectos.

Lo único que puede detenerte y hacerte renunciar es la falta de compromiso.  Cuando tomas una decisión, debes comprometerte realmente con tu decisión, contigo mismo. 

Comprométete con tu triunfo porque para eso fuiste creado.

Es cierto que hay circunstancias o personas que pueden complicarnos las cosas, pero si en verdad estás comprometido, no vas a desistir a tu objetivo, aún cuando alguien con malvadas intenciones quiera bloquearte. Las personas que buscan perjudicarte, en realidad no tienen problema contigo, su conflicto es ellos mismos. Tienes que tener presente que no es nada personal.

Y la vida misma, tiene situaciones, circunstancias, momentos que duelen, que nos pueden detener por un pequeño lapso… pero no por eso renunciar al compromiso.

La muerte de un ser querido, por ejemplo, es uno de los momentos más dolorosos que podemos experimentar. Sin embargo, después de procesar el luto, retoma tu compromiso.  Tú sigues vivo.

Los momentos difíciles y dolorosos pasan… No es contra ti, no es en contra de tu éxito, no es que te suceda algo malo.  Las cosas suceden, punto. Tú decides como reaccionar ante lo sucedido y entender que  sencillamente la vida pasa…  y lo que pasa, no es nada personal.

Etiquetas

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta