Portada » Blog » Familia » No le jodas la vida a tu hijo
Familia

No le jodas la vida a tu hijo

No insultes a tu hijo, ni lo ridiculices. Jamás lo menosprecies ni lo compares con sus hermanos o con algún otro chico del vecindario.

Nunca lo ofendas, ni en público ni en privado.  Respétalo en todo momento, es tu hijo, es sagrado.

No tienes que usar el sarcasmo para darle una lección, probablemente lo que tu hijo necesita es que le pongas un poco más de atención.

Enséñale con tu ejemplo

Tú eres su modelo.  De ti aprenderá lo que es o no es bueno.  En tu conducta, tu hijo irá moldeando su propio comportamiento, a tu imagen y semejanza, por donde tú camines él te irá siguiendo.

Quizá tus acciones sean horribles y él te lo recrimine incluso en silencio. Y aunque se jure mil veces que jamás hará lo que sabe que es incorrecto, si te ve hacerlo a ti, que eres su padre… no te extrañe que cualquier día, también el comience a hacerlo.

Enséñale a tu hijo a ser proactivo

No permitas que piense de manera negativa, con mediocridad ni con miedo.  Eliminen el “imposible” de su vocabulario y cambien su estrategia de pensamiento.

A veces las circunstancias le complicarán el camino. Habrá obstáculos y puentes rotos, ríos por cruzar y montañas por escalar. Dile a tu hijo que confías en él y sabes que todo eso lo puede superar.

Quédate a su lado por si necesita tu mano, pero recuerda que él tiene que confiar en ti, así que comienza por ser un digno ejemplo a seguir.

En vez de renunciar a un proyecto, respalda sus sueños, siembra confianza en su mente y con cariño y respeto, llena su corazón de entusiasmo y acompáñalo a crear un plan para poder materializar sus deseos.

Tiempo verdadero

Cuando tu hijo te pida un consejo, ni por error lo tomes a broma, quizá su inquietud te parezca un pequeño problema, pero para él represente la situación más determinante de su historia.

El tiempo que estés a su lado, olvida el trabajo, apaga tu celular, enfócate en conocerlo. Ese tiempo que le dediques, aunque sea sólo un momento, es tiempo de oro y nadie debe romperlo.

Recuerda que la mejor enseñanza, es la que se da en silencio.

Etiquetas

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

EnglishSpanish