Portada » Blog » Secciones » Padres
Imagen: Muy Interesante.
Literatura Secciones

Padres

Últimas entradas de Sly Mtz (ver todo)

El tráfico de nubes era constante y en gran volumen, por un lado bajaban y por el otro hacían lo contrario, sin embargo, la cantidad de las que subían era mayor que las otras.

En cada una de las nubes viajaba una especie de esfera, su contenido era de un material similar al de las nubes, aunque más brumoso y de un tono más oscuro, aunado a ello, producían destellos en una gama multicolor, lo que daba la impresión que en cada una de ellas se generaba una tormenta. Sin embargo, había un detalle por demás curioso, del lado que descendía todas eran iguales en forma, tamaño, y colores que se generaban dentro de las esferas, mientras que las del lado contrario tenían diferencias muy marcadas, algunas eran más grandes, la intensidad de los colores de algunas era menor que las demás, otras tantas mantenían un solo color, en fin, todas eran diferentes entre sí.

Este dinamismo daba la impresión de que el mecanismo invisible que provocaba este ir y venir jamás fallaría, pero en esta ocasión, algo comenzó a funcionar de manera extraña, las nubes de ambos sentidos comenzaron a vibrar repetidamente, provocando movimientos bruscos, que de un momento a otro cesaron, dejando en total quietud el hasta ese momento eterno subir y bajar.

Había unos seres etéreos encargados de supervisar el funcionamiento de dicho mecanismo, al igual que las esferas que iban y venían, no tenían una forma definida pero todos eran iguales, había diferencias muy marcadas entre estos y las segundas, al igual que las esferas, parecían estar formados del mismo material de las nubes, con la diferencia de que el color de ellos era de un blanco translucido, se veían tan frágiles que daban la impresión que cualquier corriente de aire por mínima que fuera los pudiese deshacer tan fácilmente como el viento se lleva los pétalos de un diente de león, pero la mayor diferencia entre ellos y las esferas, era que ellos no desprendían luces, ni siquiera un pequeño filamento destellante que los pudiese diferenciar.

La repentina detención del mecanismo de las nubes alteró bastante la pasividad con que los seres etéreos vigilaban su funcionamiento, aún sin una forma definida se podía ver en su andar al caos que esta falla provocó en ellos, sólo se veía que iban y venían, subían, bajaban, se perdían entre las nubes y salían de ellas, se notaban bastante desconcertados, pues jamás se había presentado un fenómeno de esta naturaleza.

Fue en medio de este caos que una nube que bajaba quedó alineada con tres nubes que subían, las cuales se fueron quedando encimadas en el instante en que comenzaron los movimientos bruscos y antes de que el mecanismo invisible se detuviera.

Tanto las esferas como los seres etéreos no tenían una forma de comunicación como la conocemos, no articulaban palabras ni producían sonidos, las esferas se comunicaban a través de la intensidad y diversidad de sus colores; por otro lado, los seres etéreos lo hacían aumentando o disminuyendo su masa como si estuvieran representando una pieza musical.

La esfera que bajaba parecía sorprendida al ver a las otras tres que ahora se encontraban junto a ella. La que se encontraba justo a su lado era gris, con un tenue resplandor de color amarillo, la de en medio de las tres era más clara, más cercano al blanco de las nubes que al gris de la primera, el color de esta era de un azul muy pálido, sin embargo su resplandor era capaz de llenar toda la esfera, y la última de ellas era de un color más blanco aún que el del material de las nubes, se podría decir que se aproximaba a las características de los seres etéreos, con la diferencia que esta no era traslucida sino opaca. A diferencia de las dos primeras, ella si destellaba con todos los colores posibles, su brillo y fuerza eran tales que sus luces de colores escapaban de la esfera.

En su particular idioma, la esfera descendiente cuestionó a las otras tres sobre cómo era la estancia “allá abajo”, a lo que sin ponerse de acuerdo siquiera, y siguiendo el orden en que se encontraban junto a ella, tomó el turno la de color gris.

Explicó que “abajo” se encontró sola en todo momento, comentó que para que fuera posible la llegada de todas, es necesario que su creación sea realizada por dos de ellas, indicó que al llegar a cada una se le asigna un atributo, de los cuáles solo existen dos, y únicamente la unión de dos diferentes permite la generación de una más, la cual estará bajo su cuidado y protección en ese lugar durante todo el tiempo que sea posible. La forma en que se quedó sola fue porqué una más ajena su entorno, provocó un accidente en el que se apresuró la ascensión de sus protectores al poco tiempo que ella había llegado, y así, estando sola, sin protección alguna y expuesta a las inclemencias propias de este lugar tocó su turno para ascender, su forma de expresarse denotaba una gran tristeza, pues la intensidad de su luz al comunicarse se asimilaba más a parpadeos que destellos.

En segundo lugar, la esfera azul comenzó su relato, inició detallando que al llegar “abajo”, la forma en la que se asignan los tributos, depende del traje que se les asigne, mencionó que los hay de todas las formas posibles, y ninguno es igual a otro en su totalidad, por infortunio el que le había tocado contaba con un marcado defecto, pues los aditamentos para poder visualizar lo que se encontraba a su alrededor no funcionaban. En su estadía en este lugar sólo tuvo a uno de sus protectores, pues el otro había desaparecido después de haber provocado un accidente en el que extrajo las esferas de dos trajes más y no supieron más de él. Sin embargo, el que se mantuvo a su lado se esforzó por cubrir la falta del otro. Todo lo que conocía de ese mundo había sido gracias a su ayuda, relató que de su traje sobresalían una especie de largos y delgados tubos cálidos, que al roce con su propio traje le generaba una extraña paz y serenidad, pareciendo que se encontraría protegido de cualquier amenaza en todo momento. Era tanta su capacidad de protección, que este protector había buscado incansablemente la forma de corregir el desperfecto de su traje, encontrando una oportunidad entre un millón, por desgracia, el procedimiento en el que intentarían realizar la reparación no funcionó como debía hacerlo hecho y fue en medio de él que su esfera se desprendió de su traje. A diferencia de la primera, la expresión de esta segunda esfera manifestaba una mayor intensidad en su destello, sobre todo al referirse a su único protector.

Por último, tocó el turno a la tercera esfera, la más brillante y con más colores que todas las demás. La forma en la que en su lenguaje se expresaba revelaba la emoción que le provocaba al hablar de “abajo”. Expuso que existía algo, un material que servía para poder intercambiarlo por diversas cosas, y que quienes tenían más cantidad de él, eran mayormente reconocidos. Dada esta circunstancia el codiciado material era buscado de forma implacable por la mayor parte de los portadores de trajes, a algunos les era más fácil que a otros, algunos tantos no lograban conseguir ni siquiera lo necesario para poderlo intercambiar por los insumos necesarios para lograr subsistir en ese lugar. Los creadores y protectores de esta esfera se encontraban en esta situación, sin embargo aún con esta adversidad, jamás careció de toda su protección ni transferencia de cálidos destellos conocidos como emociones, las cuales en todo momento eran positivas, generando así una hermosa sensación de seguridad. Debido a la situación por la que atravesaban, a veces intentaba colaborar para la adquisición del preciado material. Por lo regular lo hacía en lugares que eran muy frecuentados, realizaba trabajos diversos para ellos y era así como lograba conseguirlo. En una de estas ocasiones fue abordado por el portador de un traje que de inmediato generaba una sensación de paz y calidez, este ser le propuso un trato, daría a sus creadores y protectores el suficiente material de intercambio para que no tuvieran que padecer por conseguirlo nunca más, y así todas sus preocupaciones provocadas por él desaparecieran; a cambio sólo tenía que entregarle los aditamentos de su traje para poder visualizar. Sin dudarlo, ni consultarlo con sus creadores y protectores aceptó este trato, con la esperanza de ayudarlos a mejorar la terrible situación por la que pasaban. Así de un momento a otro se encontraba en un lugar en el cual también había otra esfera con un traje muy similar al suyo, pero se veía un poco más cuidado a pesar del desperfecto que tenía en sus aditamentos para visualizar. En el procedimiento de intercambio algo salió mal, por lo que logró darse cuenta que la esfera del otro traje junto a él había sido expulsada bruscamente, después de esto, comenzó a sentir como también era absorbida por una fuerza invisible, aunque de una manera muy lenta. A pesar de esta situación en ningún momento de su discurso, se notó algún rastro de tristeza u otra emoción similar, por el contrario, cada vez que platicaba algo de sus experiencias parecía que brillaba más y más, y aunque los rayos de colores ya atravesaban la esfera desde el inicio, en estos instantes los rayos se alargaban aún más, alcanzando los lugares más lejanos a través de las nubes.

Después de los relatos compartidos sobre las experiencias de las tres esferas que ascendían la que bajaba se mostraba más interesada, en mayor medida sobre los seres creadores y protectores, por lo que realizó las siguientes preguntas:

-¿En serio existen estos seres? ¿Estando allá abajo cómo se les llama? Para que cuándo llegue ahí sepa de inmediato quiénes son.

Fue la tercera esfera la encargada de responder estos cuestionamientos con el entusiasmo que la caracterizaba:

-Claro que existen, hay de diversos trajes, los podrás encontrar en pares, solos, o incluso hay algunos que no son propiamente los creadores, y aun así llevan las tareas de protectores de la misma forma que los demás, pero tendrás la certeza que todos ellos sólo se preocupan por el bienestar de sus creaciones y de las que no lo son pero están a su encargo también; se les conoce como “PADRES”.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

¿Ya conoces nuestro Instagram?