Portada » Blog » Coaching » Hazlo a la antigua.
Coaching Profesión Tecnología

Hazlo a la antigua.

El teléfono celular se ha convertido en la herramienta indispensable para la gran mayoría de las personas.  Lo usamos por y para todo.  Si lo perdemos o se le acaba la pila y no tenemos el cargador a la mano, casi entramos en crisis de nervios.  Pareciera que ya no es posible ni siquiera entrar al w.c. sin llevar el celular.

Queremos tener todo bajo control y perfectamente organizado y creemos que al tenerlo en las distintas aplicaciones del celular, nuestra productividad se elevará inevitablemente, como si el simple hecho de anotar y llevar registro digital de todo lo que debemos hacer, provocara que se resolvieran los pendientes como por arte de magia.

Es verdad que el celular, o el móvil, como le llaman en algunos países, es una excelente herramienta de trabajo y que las múltiples aplicaciones, muchas de ellas gratuitas, son de gran ayuda… Siempre y cuando tengamos la disciplina y madurez para mantener el enfoque de lo que debemos hacer.

Regresando al papel y lápiz.

Una excelente opción es llevar nuestra agenda y lista de tareas por hacer, en alguna de las aplicaciones que nos ofrecen en internet.  Personalmente, uso el calendario de Google y sus extras como keep note y task.  Pero si no sabemos cómo manejarlos, nos llenamos de actividades programadas que tan sólo de verlas podrías sentirte abrumado, y al no poder completarlas, podrías sentirte frustrado o decepcionado.

Las alarmas y notificaciones también son de gran ayuda, pero si eres de las personas que cada vez que tomas tu celular para revisar qué tarea es la siguiente por hacer, y terminas revisando todos tus correos, redes sociales, mensaje, memes, videos, etcétera… Quizá sería buena opción regresar a antiguo sistema del papel y lápiz.

Escribe en una hoja o en una pizarra blanca, las principales tareas que debes cumplir cada día.  Algunas personas enlistan tres, otras seis, eso ya depende de ti, sólo te sugiero no saturarte con más de seis tareas por realizar.

Pon la lista en un lugar visible, por ejemplo, la puerta del refrigerador o la pantalla de la computadora.  Comienza cada tarea y no te detengas hasta terminarla, y entonces, una vez finalizada, táchala o ponle palomita y sonríe satisfecho, felicítate por el logro alcanzado por pequeño que éste sea.

Si la tarea te lleva menos de cinco minutos, no pierdas tiempo en hacer un registro en tu celular… El hecho de tomar el celular ya es un riesgo de perderte navegando por veinte minutos o más.  Simplemente resuelve la tarea y ya.  Quizá sea archivar un documento, regar las plantas o alimentar al perro.  Resuelve de inmediato y no te arriesgues a perder el tiempo.

Toma la decisión de NO usar el celular, hasta que hayas terminado con todos tus pendientes del día.  Te aseguro que podrás sobrevivir sin él… Nuestros abuelos lo lograron.

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

Escoge tu idioma

Arabic Arabic Chinese (Simplified) Chinese (Simplified) Dutch Dutch English English French French German German Italian Italian Portuguese Portuguese Russian Russian Spanish Spanish

¿Te gustan los podcast? Escucha…

Patrocinado