Portada » Blog » Reflexión » ¿Qué es el desapego?
Reflexión

¿Qué es el desapego?

Últimas entradas de Lorena Córdoba (ver todo)

¿Qué es el desapego? La raíz del sufrimiento es el apego – Buda

El desapego es soltar, entregar, dejar ir, fluir. Vivir en el presente sin el peso del pasado, sin la angustia del futuro. Saber que somos pasajeros, liberar la energía. Confiar en la vida y disfrutar de la incertidumbre.

El desapego no implica egoísmo ni soledad, implica alta autoestima, vivir sin ataduras y ser capaces de comprender las pérdidas como parte de la vida.

Cuando amamos a los demás desde el desapego, transitamos el proceso de duelo sanamente, con el dolor que implica, pero con la fortaleza de saber que tarde o temprano se sana.

Cuando amamos con apego, no aceptamos que las personas se pueden ir en cualquier momento, nos sentimos dueños de los demás y por eso es difícil transitar el dolor.

  1. El desapego no es romper los vínculos emocionales, es reforzarlos con mayor equilibrio. Aprender a ser autónomos, tener buena autoestima, no tener miedo a la soledad.
  2. Tú eres responsable de tu vida. No culpes a los demás de lo que te pasa. Desde el momento en que tu propio bienestar depende de otro, estás haciéndote daño a ti mismo.
  3. Eres una persona libre, pero favorece la libertad de los demás. Querer es confiar, no controlar. Aprender a amar la libertad de otros de tomar sus propias decisiones.
  4. Aprende a vivir el presente. Nuestros apegos se anclan a los hechos del pasado que nos hacen daño. ¿Qué sentido tiene fijar nuestra atención en algo que ya no existe?
  5. Ten conciencia de que nada es eterno, las pérdidas son parte de la vida. La vida fluye, cambia a cada instante. La juventud se acaba, las amistades se deshacen. Aprende a dejar ir sin que tu integridad se acabe.

Dentro del enfoque del crecimiento personal y la espiritualidad, el término desapego es clave para alcanzar la felicidad. Significa ser capaces de sortear las barreras de nuestra zona de confort para dejar de necesitar, de depender, de vivir con miedo y sin aferrarte.

Cuando entendamos que únicamente somos responsables de nuestras decisiones, nuestras palabras, nuestra conducta y nuestros errores, al tiempo que dejamos en los demás la responsabilidad de sus conductas, aprenderemos a practicar el desapego.

Etiquetas

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta