Portada » Blog » Empoderamiento Femenino » Que nadie te encadene.
Empoderamiento Femenino Motivación

Que nadie te encadene.

Que use el escote menos pronunciado. Que no mueva las caderas cuando camine lejos de ti. Que sonría con más discreción y recato… Que me olvide de vivir por mí.

Que ya no regrese al trabajo, mejor que me quede en casa para atenderte sólo a ti. Que guarde los tacones altos y los use únicamente cuando quieras disfrutar de mi.

¿Te das cuenta de lo absurdo de todo esto? ¿Te das cuenta de que no te pertenezco? ¿Sí entiendes que no eres mi dueño? ¿Sabes que puedo vivir perfectamente bien sin ti?

Tu problema no es lo que yo enseñe; tu problema es lo que no has aprendido de mi.

Luchaste por conquistarme hasta que yo tomé la decisión de decirte ante el juez que “sí”. Acepté formar a tu lado una sociedad especial llamada “matrimonio”, acepté compartir contigo un proyecto de vida, pero nada de eso implica que yo dejaría de ser libre para vivir.

Te aterra pensar que otros vean en mí lo que tú viste y te hizo sentir atracción y hasta obsesión por tenerme a tu lado. Pero no te equivoques. Que en realidad no fue ni el vaivén de mis caderas ni el escote pronunciado. Fui libre para decidir y lo sigo siendo, y si estoy a tu lado es porque así lo decidí.

A veces parece que se te ha olvidado o quizá nunca te habías percatado de que mis verdaderos talentos, son intangibles, son de un nivel muy alto. Mi inteligencia, mi intuición, mi fortaleza, mi determinación.

Te aterra pensar que alguien me mire con el morbo o el deseo con que tú un día me viste, te aterra pensar que me miren como tú le miras las piernas a ella, a la llamada “mujer ajena”.

Los años no te han enseñado lo que realmente hay que admirar. Estoy a tu lado porque es mi desición hacerlo, no porque sea mi obligación. No te equivoques, no eres mi dueño, yo no te pertenezco, yo sólo me pertenezco a mi.

No soy un trofeo.

Puedes sentirte victorioso porque somos compañeros de vida, de sueños, de proyectos. Siéntete orgulloso porque podemos compartir, aumentar y nivelar nuestro intelecto… Pero ten siempre presente que no puedes guardarme en la vitrina… Porque yo no soy un objeto. No te equivoques, yo no soy un simple trofeo. Y bien puedo vivir contigo y también si ti.

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

EnglishSpanish