Portada » Blog » Reflexión » Arena de la misma piedra
Reflexión

Arena de la misma piedra

Arena de la misma piedra. Todas las cosas tienen un origen, todos los acontecimientos de esta vida, aún los eventos que se desarrollan en el universo, tienen un inicio, una razón de ser y una causa. para el credo de la fe, solo Dios no tiene principio, es eterno. Son terrenos de la teología. En cuanto a todo lo creado, siempre ha sido inquietante para el ser humano encontrar el origen de todo.

En la lógica racionalista, también la existencia de las especies que habitan este planeta, tiene un mismo origen; y el ser humano se distinguió de todo lo demás por tener esa capacidad de razonar, sentir y decidir, la mujer y el hombre en este planeta son “superiores a todo por esas mismas capacidades, y por tener una entidad espiritual; aunque en este punto también se pisa terreno debatible en el sentido de que los animales tienen o no esa parte espiritual, y la capacidad de sentir y de actuar por encima de los instintos al igual que los humanos.

Ahora bien; ¿Cuándo una persona empieza a hacer uso de su capacidad de decidir? ¿A qué edad?…también es difícil determinarlo pues cada niño y niña son seres individuales, y por lo mismo, únicos, aunque se tiene que tomar en cuenta la genética, el entorno y sobre todo el temperamento de cada uno, esto es lo que hace que todo sea diferente en cada persona.

Por otra parte, como los seres humanos tenemos el mismo origen, existen elementos que nos hacer más que iguales, NOS HERMANAN; como lo es la composición bioquímica del cuerpo humano, el color de la sangre y demás fluidos corporales, las funciones orgánicas, como el sistema nervioso,  el aparato reproductivo,  los instintos, los sentidos, las necesidades básicas y las reacciones al entorno. Todos somos iguales en este punto.

En algún momento, por las circunstancias, o por sus propias decisiones, las personas se  separan de los demás, y se van sintiendo y desarrollando como superiores o diferentes a otros. ahí es donde empieza la diversidad. Para bien o para mal. Surgieron divisiones, las tribus, las naciones, el racismo, las fronteras, los límites, las clases, las guerras, los asesinatos, las muertes y finalmente la soledad de un individuo que no encuentra su lugar en este mundo.

Desde inicios de la humanidad, el hombre ha puesto “el tener” antes que “el ser” y se enamoró de la palabra “MÍO”, lo que ha sido una de las razones para el divisionismo en este mundo. Todo esto se ha reflejado hasta el día de hoy en el sentir más íntimo de un individuo: En sus sentimientos. La sensación de pertenecer a alguien es una necesidad más fuerte que la de tener a alguien, pero esto afecta las relaciones humanas y de pareja, porque nadie es dueño de nadie.

Los padres no son dueños de los hijos, ni una persona es propietaria de su pareja sentimental, así como tampoco las personas son dueñas del lugar donde viven, ni de la tierra, ni del agua ni de la construcción que hacen para delimitar SU propiedad…puesto que el día que mueran, serán otros los que disfruten de sus posesiones, Así es la realidad.

Para tener equilibrio vamos a ubicarnos recordando el principio bíblico que nos dice una contundente verdad: No somos propietarios de nada…=“Porque ¿quién te distingue?, o qué tienes que no hayas recibido?, si todo lo has recibido, ¿porqué te jactas como si no lo hubieses recibido?” 1ª Corintios 3:7=…Y… en =Lucas 12: 19-20 nos dice: “Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años, repósate, come y bebe, Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen por tu alma; y lo que has provisto; ¿De quién será?”=

Todos tenemos el mismo origen, y el mismo valor, todos y todas somos dignos del mismo respeto, y tenemos derecho a las mismas aspiraciones. No podemos pasar por encima de otros para buscar nuestra realización. Ni podemos esperar que otros renuncien para que nosotros seamos los más importantes. Quien así se considera, es un odioso y enemigo de los demás y de todo lo que esté a su alrededor. Nadie vale más que nadie; a menos que sea inmortal o todopoderoso.

¿Por qué se pisotea a un ser amado o se humilla a un hijo?, ¿Por qué un patrón desprecia a un empleado?, ¿por qué un vecino rico molesta con sus excesos a los que están a su alrededor?, ¿por qué un comerciante se convierte en acaparador, o un prestamista en usurero?, ¿Por qué los países grandes destruyen a los países pequeños?. Una pregunta más: ¿por qué unas religiones desprecian a otras; si se supone que igualmente buscan la espiritualidad y el acercarse a su divinidad?

Quizá, cada quién tenga sus propias respuestas, pero una cosa es muy cierta: Cuando el amor escasea, se ausenta la generosidad y prolifera el egoísmo.

Así como la humanidad tiene un mismo origen, también el amor tiene la misma fuente: ¿La conoces?…

Etiquetas

LulysLeon

Comentario

Haz clic aquí y comenta

Escoge tu idioma

Arabic Arabic Chinese (Simplified) Chinese (Simplified) Dutch Dutch English English French French German German Italian Italian Portuguese Portuguese Russian Russian Spanish Spanish

¿Te gustan los podcast? Escucha…

Patrocinado