Portada » Blog » Salud » Respirar y respetar
Reflexión Salud

Respirar y respetar

Salí a las compras para la comida y, mientras esperaba en la fila de la carnicería, llegó una señora de la tercera edad.  Se acercó al mostrador y comenzó a hacer su pedido.  La señora no estaba usando cubrebocas y eso me resultó sumamente incómodo. De acuerdo a lo establecido, no deberían atender a ningún cliente sin cubrebocas, pero ni el carnicero ni los demás que estábamos presentes, le dijimos nada a la señora.  Quizás por respeto a su avanzada edad.

En prácticamente todos los comercios, grandes y pequeños, de la zona en que vivo, hay letreros grandes y claros en donde se pide el uso de líquido o gel  sanitizante que los comerciantes ponen al alcance de los clientes y, de manera enfática, también se informa que el uso del cubrebocas es obligatorio.  Sin embargo, algunas personas hacen caso omiso a estas indicaciones.

No sé si es por rebeldía, incredulidad o ignorancia.  Cuestión de cultura.  No lo sé, pero definitivamente me siento muy incómoda cuando entro a un lugar público o comercial y encuentro personas con el rostro descubierto.

Tenemos derecho a respirar y obligación de respetar.

Para los que no estamos acostumbrados a usar cubrebocas, puede resultar muy incómodo.  Da calor, comezón y las orejas se cansan.  Si usamos anteojos, se nos empañan. Si usamos labial, se queda en la tela.

Queremos hablar y el sonido de nuestra voz se “atora”, sonreímos y no se nota… Es cierto, usar cubrebocas puede resultar muy incómodo para quienes no lo usábamos de manera regular antes de esta pandemia. Pero es necesario usarlo, por respeto, por cultura, por precaución, por amor.

El estar en un local cerrado en donde todos usamos el cubrebocas y que llegue alguien, quien quiera que sea, rompiendo la norma, resulta incómodo, ofensivo.  No sé cómo se sienta la persona que incumple con esta medida social al sentir las miradas de desaprobación de los que estamos al rededor, pero definitivamente, a mí me parece una falta de respeto.

¿Y tú cómo reaccionas?

La próxima vez que salga a un lugar público y encuentre a alguien sin cubrebocas, no sé si le diré algo o no. ¿Tú qué harías?

Hay gente muy agresiva y violenta, otros pasivos o indiferentes.

Personas que creen que esta pandemia es un mito, otras con teorías extremas, fantasiosas o secretas.

También (los más) con la mejor disposición de colaborar para que esto termine lo antes posible.

Y tú ¿Cómo te harías respetar?

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

EnglishSpanish