Portada » Blog » Reflexión » Rompecabezas
Reflexión

Rompecabezas

En ocasiones podemos sentirnos tan saturados, confundidos y frustrados porque la vida no es como quisiéramos, que incluso llegamos a perder el entusiasmo y optamos por “tirar la toalla”, nos arrojamos al sillón y evadimos la realidad dejando que la televisión o las redes sociales se hagan cargo de nuestro tiempo.  Y entonces sucede, la vida pasa… y no la vivimos.

Y si en ese momento alguien nos preguntara qué es lo que queremos, muy probablemente nuestra respuesta sería , por ejemplo: “no tener tantas deudas”, “no estar sin empleo”, “no seguir viviendo en la casa de mis suegros”, y así una larga e interminable lista de lo que no queremos…

Y nuevamente nos hacen la pregunta “¿Qué quieres? ¿Cómo quieres que sea tu vida?”

Y si nuestra respuesta es un simple y muy general “quiero ser feliz”, “quiero tener mucho dinero”, “quiero una casa propia”, o peor aún, si no sabemos la respuesta, justo es ahí en dónde empieza el caos existencial.

Define tu proyecto

Quizá te gustan tanto las sorpresas y los retos que vas a la tienda y le pides al encargado que te dé un rompecabezas de mil piezas, pero que no te permita verlo. Que él lo elija y te lo entregue bien envuelto.

Llegas a casa feliz, con tu rompecabezas nuevo, sacas todas las piezas del interior, tiras la caja a la basura sin ver la imagen que te muestra exactamente cómo debe quedar armado, y te sientas frente a la montaña de pequeñas piezas sin tener idea si se trata de un paisaje, de alguna réplica de un pintor famoso o de una nave espacial.

Posiblemente empieces por buscar y armar todas las piezas del contorno, quizá decidas comenzar por localizar las cuatro esquinas… ¿Y si se tratara de un rompecabezas circular?

Lo más seguro es que, al no tener una clara imagen del objetivo a armar, después de algunos intentos, te sentirás abrumado y termines por renunciar.

Observa la imagen antes de comenzar

No tires a la basura la caja de tu rompecabezas.  De hecho, debes de ser tú quien elija en la tienda, entre todas las opciones, la que te entusiasme más.  Eres tú quien lo va a armar ¡Es tu rompecabezas y lo debes disfrutar!

Observa bien la imagen con todos sus detalles, visualizarlo terminado y entonces ya estarás listo para comenzar.

Con tu rompecabezas y con tu vida, esto aplica igual.  No tires la caja a la basura y, cuando logres el objetivo, mándalo a enmarcar.

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

EnglishSpanish