Portada » Blog » Salud » Y me puse rebelde
Salud

Y me puse rebelde

Desde que era pequeñita, quizás por ser la hija menor, siempre he sido la más rebelde de la familia.  Mis papás tienen muchas anécdotas de mis travesuras y mis atrevimientos.  Algunas muy graciosas, otras dolorosas, pero todas como resultado de mi personalidad atrevida y en ocasiones francamente irresponsable.

Al paso de los años cambiaron muchas cosas en mi vida, excepto mi personalidad rebelde … hasta que la misma vida me puso un freno… Me diagnosticaron con una enfermedad llamada Behçet

Una enfermedad rara, poco frecuente, multisistémica y, hasta el momento, sin cura.

Cuando me dijeron que los daños que se estaban presentando eran irreversibles e inevitables, entré en pánico, grité, lloré, me desesperé y sentí que no había nada más por hacer, más que ir adaptando mi casa y mi entorno de acuerdo a lo que me pronosticaban por los resultados de neurología.

Justo cuando estaba por empezar mis citas de rehabilitación, llegó la pandemia a México.  El hospital en donde me atiende todo un gran equipo de especialistas de distintas áreas, está ahora solo para los casos de COVID-19.  Todas mis citas quedaron suspendidas hasta nuevo aviso… Tengo que estar bien, no puedo ni debo ir al hospital, ni siquiera debería salir a la calle, tomo inmunosupresores y eso me coloca en grupo vulnerable… pero ¡los médicos dijeron que el daño en mi cuerpo iba a avanzar! ahora ¿qué puedo hacer?

Y entonces, en un repunte de coraje, decidí ponerme rebelde… ¡y me puse rebelde!

Me dijeron que el daño avanzaría… pues no voy a esperarlo sentada llorando por los rincones… ¡me levanté, me sacudí y comencé a hacer todo aquello que sí puedo hacer!

Me puse rebelde y estoy haciendo ejercicios más allá de lo que me dijeron.  Me puse rebelde y comencé a bailar.  Me puse rebelde y camino, a veces desafiando la gravedad, pero si me caigo, me sacudo y sigo avanzando.

Sigo tomando mis medicamentos pues tampoco se trata de ser imprudente.

Decidí poner mi atención en las capacidades que hoy tengo y fortalecerlas.  Decidí ignorar los daños que pronosticaron… esos aún no existen y quizás jamás lleguen… Hoy decidí enfocarme en lo que puedo y quiero hacer…

Y me puse rebelde y estoy haciendo mucho más que antes… y me puse rebelde y hoy estoy avanzando más que cuando corría sin rumbo… y me puse rebelde y decidí estar feliz.

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

Escoge tu idioma

Arabic Arabic Chinese (Simplified) Chinese (Simplified) Dutch Dutch English English French French German German Italian Italian Portuguese Portuguese Russian Russian Spanish Spanish

¿Te gustan los podcast? Escucha…

Patrocinado