Portada » Blog » Deportes » Sé el campeón.
Deportes

Sé el campeón.

Últimas entradas de Estrella Cisneros (ver todo)

Quizá has pasado la vida escuchando a la gente que no cree en ti. Que duda de tus capacidades y, lo peor, los escuchas tanto que llegas a pensar que tienen razón.

Posiblemente desde que eras pequeñito te decían cosas tales como: “Pobrecito, se cayó”, “pobrecito, no puede” y palabras por el estilo que poco a poco se fueron incrustando en lo más profundo de tu mente.

Si alguien ponía una pizca de confianza y te decía “sé el campeón”, es muy probable que el ruido de la desconfianza evitara que escucharas esas palabras de fe en ti.

Y la parte más grave del asunto es que, si creciste escuchando que no puedes, que eres pobrecito, etcétera, lo más problable es que de esa misma manera aprendiste a hablarte a ti mismo.

Decide provocar el cambio. Sé proactivo, haz que suceda. Sé el campeón.

Este fin de semana toda la afición hablando y publicando acerca de que el equipo Cruz Azul ganó la copa de fútbol. Equipo al que durante mucho tiempo hicieron objeto de burlas y memes. Y sin embargo, esta vez salió para ganar.

Este triunfo no es un simple milagro aleatorio de la voluntad del universo ni la beneficiosa influencia de la posición de los planetas. Esta victoria, como todas las victorias reales, es el resultado de la disciplina, la preparación, la confianza y, principalmente, la determinación de ser campeones.

Muchos dirán que fue por un autogol del equipo contrario. De la misma manera en que muchos podrán decir que tus aciertos han sido gracias a los errores de los demás. ¡Qué importa lo que digan! La opinión más importante es la que tengas tú de ti mismo.

También habrá quien argumente que el Cruz Azul ganó gracias a que el árbitro, voluntaria o involuntariamente, no hizo su trabajo de la manera correcta y eso le dió la ventaja a la “máquina celeste”.

Así como cuando personas tóxicas, incrédulas o negativas, opinan que lograste algún triunfo, victoria o acierto, gracias a la intervención de alguien más, a las circunstancias del momento, o a cualquier otra cosa antes de reconocer que tú eres campeón por mérito propio.

Calla en tu mente cualquier voz negativa o de poca fe en ti. Deja de escuchar los “no se puede” que te quieran convencer desde el interior de tu cabeza… Principalmente cuando esas palabras tengan el sonido de tu propia voz.

Decide hoy mismo empezar a prepararte para salir victorioso. ¿En qué? ¡En lo que tú quieras ser, hacer o tener! Toma la determinación, haz tu plan y trabájalo día a día… ¡Salta a la cancha de juego y sé el campeón!

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

¿Ya conoces nuestro Instagram?