Portada » Blog » Secciones » Aforismos
Imagen: Proyecto Puente
Literatura Secciones

Aforismos

La siguiente compilación de frases y aforismos son producto de algunos momentos de tranquilidad, posteriores (o anteriores) a situaciones reales ocurridas al autor.

  • Dicen que un caballero tiene la paciencia necesaria para esperar a una dama. Pero ella puede salir por otra puerta, o definitivamente no salir.
  • Un hombre débil puede volverse el más fuerte sólo si está rodeado de gente miedosa.
  • Las vidas extraordinarias están llenas de momentos ordinarios.

El problema del desconocimiento Aforismos

  • De causa trae problemas que pueden resolverse rápidamente y sin mayor problema, u otros que creen solucionarse con un “usted disculpe”.
  • Tanto quería emular a las estrellas de rock que admiraba, que en lo único que pudo coincidir fue en morir a los 27 años.
  • Nadie puede opinar sobre la vida de los otros si no has vivido sus mismos problemas. Nos queda desde afuera dar gracias a Dios porque si no fuera por alguna cruel casualidad tú no seas yo.
  • Dejarse vencer por la muerte y así no enfrentar a la vida.
  • ¡Cómo si los imbéciles no tuviéramos la dicha de enamorarnos!
  • Cualquier persona lo suficientemente inmadura, sí se le envía a un ambiente cómodo y relajado, se volvería loca como Ali Babá en la cueva de los ladrones.
  • En la mitad del cielo retumban los relámpagos pregonando la tormenta. En la otra mitad, un apacible azul contrasta con algunas nubes, y el sol pega con toda su luz y su calor.
  • La Historia a veces insiste en perpetuar lo exitoso.
  • ¿Una amistad duradera, o un amor pasajero?
  • Para algunos, su mayor acto de hombría es llorar.
  • Su deseo de verme triunfar se cumplió. Y no está aquí para ver mis nuevas complicaciones. Gracias a Dios.
  • En ninguna maestría te enseñan las cosas importantes, como destapar un inodoro, por ejemplo.
  • Algunos pueden “perder el piso” por presión y no por soberbia.
  • Hay quienes te incitan a correr tras de ellos, no como escapatoria, sino como reto, como un desafío. Parecido a cuando las presas provocan a los cazadores a caer en sus propias trampas.
  • Con una sonrisa tuya alivias mi sensación de pena y decepción.
  • Mis mayores pérdidas han sido las de personas que me han dejado su amor, aprecio, y en algunos su desprecio, y que por su temporalidad, he perdido contacto con ellas.
  • Tiempo de apresurar, de ignorar las punzadas al corazón. Tiempo de sonreír, dar la cara al sol, de vivir este drama.
  • No pasa nada. Es sólo que todo el aprecio sincero, una promesa de superación y algunos regalos desinteresados se han ido directo a la basura.
  • La cuestión del periodismo actual es ser primero en informar -más que informar bien-, y no arrodillarse ante la tempestad.
  • El hombre es medido por la productividad. La mujer por la reproductividad.
  • ¿Qué yo llevo más tiempo aquí? ¡Todos llegamos a la misma hora!
  • No reconoces una trampa, hasta que aceptas entrar con un “¡sí!”
  • A las mujeres públicas no se les puede pedir un poco de privacidad.
  • Todos te piden “tolerancia al fracaso”. Claro, al ajeno.
  •  Hay que saber reconocer que en algo fallamos cuando alguien es ingrato con nosotros, y reconocer errores siempre es difícil. Dos cosas son importantes aquí: la paz interior, y la reconciliación.
  • ¿Sabes lo mal que te puede ir si te respondo con una sutil venganza?
  • Respira…piensa… ¡actúa!
  • Hay quienes no se prestan a las reprimendas morales.
  • Quisiera regalarte una sonrisa llena de agradecimiento, perdón, inocencia, burla y cinismo.
  • Como no puedo navegar en mis lagunas mentales, me siento en la orilla a remojar los pies.
  • Pensar en cosas alegres atrae la candidez y la felicidad. Que se pueden perder o avivar con ciertas situaciones o presencia de personas.
  • Un embudo de necesidades se hace más grande mientras más dinero le metas.
  • Enséñame y dame el entendimiento para ser mejor cada día. Enséñame a perdonar, a apreciar, a valorar las situaciones y a las personas.
  • Dios está bastante ocupado como para que tú le cedas tus problemas financieros.
  • La gente acostumbra tomar la sinceridad como signo de debilidad.
  • ¿Qué clase de persona eres, que con pocas canciones te puedes definir?
  • No se necesita ser imbécil para entender el porqué era imperativa una ayuda divina.
  • Desesperación nivel: le pido ayuda a un locutor de radio.
  • ¿Será tan doloroso volver al tiempo en que ninguno de los dos nos conocíamos?
  • Hay muertes que se deben a la simple y pura estupidez.
  • Un rayo nunca cae dos veces en el mismo sitio, pero sí puede caer dos o más veces a la misma persona.
  • No me arrepiento ni de la frase más impulsiva.
  • El hambre de éxito, sin disciplina ni metas realistas, conduce invariablemente al fracaso.
  • Mejor no ayudes si vas a pedir el favor de vuelta enseguida.
  • De vez en cuando hay que juzgarse bajo términos ajenos a los nuestros.
  • Rompe tus creencias. Para algunos será una muestra de hipocresía y debilidad. Pero puede ser una oportunidad de comprobar si vives en un error, o refuerza tus prejuicios.
  • ¿Qué pasa cuando el nudo que se hace en el estómago sube hasta el cuello? ¿Y si se queda allí y te empieza a levantar del suelo?
  • Cuando la supervivencia es constante y cotidiana, volviendo a la rutina en un ritual disciplinado, se convierte en éxito.
  • Prometemos tantas cosas sin pensar en lo que sucederá mañana, o creyendo que con todo y eso nuestras promesas sobrevivirán.
  • Halaga siempre en los momentos difíciles.
  • Dentro de nosotros se libra una batalla entre el optimismo y la realidad. Puede haber una tregua, en muchos casos prolongada, pero revive cada que nos vemos obligados a tomar una decisión importante.
Regístrate aquí y recibe $15 pesos de bienvenida

E. J. Gonzalez H

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

Escoge tu idioma

Arabic Arabic Chinese (Simplified) Chinese (Simplified) Dutch Dutch English English French French German German Italian Italian Portuguese Portuguese Russian Russian Spanish Spanish

¿Te gustan los podcast? Escucha…

Patrocinado