Portada » Blog » Secciones » Diabetes Mellitus: Conociendo al enemigo -parte 1-
Imagen: DíaBalance
Salud Secciones

Diabetes Mellitus: Conociendo al enemigo -parte 1-

La diabetes mellitus es un padecimiento crónico cuya frecuencia ha ido en incremento en el mundo occidental.

La diabetes mellitus se clasifica de acuerdo a su mecanismo de producción en varios grupos. Los dos tipos más conocidos son:

Diabetes mellitus tipo 1: Personas en quienes la producción de insulina es insignificante o nula con la consecuente dependencia del aporte externo de la hormona para la sobrevida del paciente. A este tipo de diabetes se le denominaba antes diabetes insulinodependiente. Representa aproximadamente el 5% de todos los casos.

Diabetes mellitus tipo 2: Individuos que sí tienen ciertos niveles de producción de insulina en un páncreas que por alguna razón ha sido afectado y dicha hormona es insuficiente o en muchos casos la producción de insulina es normal o incluso elevada, pero hay una resistencia en las células efectoras a la acción de dicha hormona, fenómeno conocido como resistencia a la insulina. Este tipo de diabetes es con mucho la más prevalente, representando el 95% de todos los casos de diabetes y por lo mismo es  a la que se refere este artículo.

Imagen: Global Media

La diabetes mellitus tipo 2, se ha tornado en un problema de salud pública por su  alta incidencia y sus complicaciones, además del incremento del diagnóstico en niños y adolescentes siendo actualmente en México la primera causa de amputación no traumática de miembros inferiores y la segunda causa de ceguera.

En este país  cada año se diagnostican 400 mil casos nuevos de diabetes, 38 casos diagnosticados por hora y sus complicaciones han pasado a ocupar el primer lugar como causa de defunción; cada dos horas mueren 5 personas a causa de complicaciones originadas por la diabetes.

Las cifras son alarmantes. No se trata de un enemigo pequeño y por lo mismo hay que tratar de conocerlo para poder actuar en su prevención, si ya está presente mantenerla controlada y, si es posible, hacerla entrar en remisión, que puede lograrse con éxito si se diagnostica y atiende oportunamente.

Imagen: ShutterStock

Este tipo de diabetes se presenta como consecuencia de los siguientes FACTORES DE RIESGO: un estilo de vida nocivo que incluye sedentarismo, dieta  rica en harinas refinadas, obesidad o sobrepeso prolongados (80% de los casos están asociados con obesidad). Estos constituyen los factores de riesgo ambientales más sobresalientes, aunque se debe mencionar que están otros no menos importantes, como algunos padecimientos: ovarios poliquísticos, antecedente de diabetes gestacional,  presión arterial alta, colesterol y triglicéridos altos, familiar de primer grado que padezca o haya padecido la enfermedad (padres, hermanos) y algunos de tipo étnicos: raza latina, asiática, afro-americana.

Existen muchos mitos sobre este mal. Además la falta de información responsable y orientación adecuada para las personas afectadas contribuye al mal control y complicaciones de la enfermedad, siendo este desconocimiento el responsable de abandono del tratamiento y el descuido en el estilo de vida, lo que trae como resultado complicaciones como  insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidentes cerebrovasculares (hemorragia y trombosis del cerebro) y amputación de los miembros inferiores.

La buena noticia es que, actualmente, con el conocimiento de los factores de riesgo para la aparición de la diabetes mellitus tipo 2 y sus complicaciones, el médico con la colaboración  del paciente puede incidir para modificar la evolución y pronóstico de la enfermedad.

Imagen: ShutterStock

Es importante subrayar esto: el paciente puede participar modificando ciertos factores de riesgo ambientales ya mencionados. Al revertir o anular estos, el paciente diabético informado y  disciplinado podrá lograr un mejor control con menos medicamentos y menor incidencia de complicaciones, ya que cuanto más tiempo se mantengan los niveles elevados de glucosa en sangre, mayor es el daño potencial a los órganos blancos (cerebro, corazón, riñones, nervios periféricos y el mismo páncreas) llegando incluso en algunos casos  a prescindir de medicamentos antidiabéticos; es a lo que se llama remisión de la diabetes. La resistencia a usar el término de curación deriva del hecho que  dicho control metabólico precisa que la persona lleve un estilo de vida sano, manteniendo su peso ideal y controlando los demás factores que lo hayan predispuesto.

Lo que ha demostrado tener un mayor impacto en la prevención, retraso de la aparición  y control de la diabetes mellitus tipo 2  es  la implementación de un estilo de vida que incluya una dieta balanceada y rica en carbohidratos complejos, evitando lo más posible alimentos ultra procesados y harinas refinadas, la  actividad física regular acorde al estado general de salud y edad de la persona (la Asociación Americana de Diabetes recomienda una caminata de 30 minutos diarios 5 días a la semana), el mantenimiento de un peso corporal normal y la abstención del consumo de tabaco.

Todo lo anterior siempre bajo la guía y seguimiento de su médico tratante, con chequeos regulares de su glucosa con estudios indicados para el caso y de ninguna forma abandonar su tratamiento sin la supervisión médica necesaria para el evitar las complicaciones tan temidas y daño a órganos.

Angela Rodríguez

2 Comments

Haz clic aquí y comenta

Escoge tu idioma

Arabic Arabic Chinese (Simplified) Chinese (Simplified) Dutch Dutch English English French French German German Italian Italian Portuguese Portuguese Russian Russian Spanish Spanish

¿Te gustan los podcast? Escucha…

Patrocinado