Portada » Blog » Profesión » Sencillos tips para meditar en casa
Profesión

Sencillos tips para meditar en casa

Beatriz Manzanilla Maldonado
Últimas entradas de Beatriz Manzanilla Maldonado (ver todo)

Meditar en casa es muy sencillo, solo es cuestión de disciplina y muchas ganas de estar en paz, armonía y serenidad. Te comparto algunos sencillos pasos para empezar a poner en practica la meditación en tu hogar:

Elije el lugar idóneo para meditar

Encuentra un lugar tranquilo donde puedas meditar… que ese sea un espacio mágico para ti, puede ser en la sala, en tu cuarto, en el jardín. Sólo asegúrate de que el lugar escogido esté siempre limpio y ordenado, en donde puedas colocar aquellas cosas que te conecten con tu espiritualidad, puede ser la imagen de un ángel, un buda, o cualquier objeto que para ti signifique estar en conexión don Dios y con el universo. Es importante que esta área, en el momento de meditar este en silencio alejada del ruido (el ruido exterior no es un problema para la meditación, pero al inicio es más complicado para la concentración) ya que el entorno tiene un efecto directo en la meditación. Pero en general cualquier lugar es adecuado.

Elije el mejor momento para meditar

Asegúrate de meditar preferentemente a la misma hora, aunque tampoco es obligatorio, si lo haces a la misma hora será más simple crear un hábito. Por lo general el momento ideal para la meditación es temprano por la mañana y si no puedes, en las horas de la noche, antes de dormir. Por la mañana porque tu mente está más descansada y es mucho más sencillo, además de esta manera, se puede meditar sin tantas interrupciones.

Antes de meditar, prepara los elementos que se vas a utilizar en la meditación, por ejemplo, prender una vela, incienso, música suave, todo aquello que te induzca a un estado de relajación y bienestar. Es importante que te asegures que tu teléfono celular este en modo avión o apagado.

Adopta una posición cómoda

En tercer lugar y después de que todo está preparado, es momento de empezar a meditar en la posición correcta. Por lo general hay varias posiciones para entrar en el estado correcto.

La mejor para empezar es sentarse en una silla con la columna recta y en una posición cómoda, luego está la clásica posición de loto o semi-loto sentada/o en el piso, en una almohada cómodamente con las piernas cruzadas o incluso se puede meditar en la posición de acostarse boca arriba.

Si estás empezando a meditar, es bueno asegúrate de tomar la posición de sentado, ya que la mayoría de los principiantes se quedan dormidos mientras meditan en la posición de acostado y la posición de loto suele ser algo incomoda si se está comenzando. Lo más importante es asegúrate de sentirte cómoda/o con tu posición, porque vas a estar en esa misma posición durante varios minutos.

Conéctate con tu cuerpo

Puede comenzar a meditar cerrando los ojos. Concéntrate en tu respiración inhalando lentamente por la nariz, y soltando el aire tranquilamente también por la nariz, apenas observando el aire saliendo y entrando, sin forzar la respiración. Es recomendable hacer esto durante unos 20 minutos, pero es mejor hacer solo 5 minutos e ir añadiendo diariamente algo más, como te vayas sintiendo más cómoda/o.

Los pensamientos

Mientras realicemos esta meditación, la mente se encuentra atenta a cada inhalación y a cada exhalación, sin realizar mayor esfuerzo, si hacemos bien el ejercicio nuestra mente entrará en un estado de calma relajado y natural, al que podemos llamar estado meditativo.

Esta meditación en particular ayuda a mejorar la atención y foco y facilita el tener una mente cada vez más clara, tranquila y obediente con lo que también será más sencillo resolver los diversos asuntos que surgen en el día a día.

No te preocupes, los pensamientos, las sensaciones, las emociones siempre van llegar, ahora y siempre, asi que apenas permite que lleguen, dales la bienvenida.

Aumenta tu tiempo de meditación de forma progresiva

Cuando te inicias en la meditación, debes empezar poco a poco para luego ir aumentando el tiempo. Es ideal comenzar con la meditación de 5 minutos, para progresivamente llegar a los 20 o 30 minutos diarios que te ayudarán a mejorar tu bienestar.

Añádelo a tu rutina diaria

Tras leer los pasos anteriores, ahora ya estás listo/a para hacer de la meditación un hábito saludable. Con la práctica te convertirás en un gran meditador/a, lo que te ayudará a lograr los beneficios de esta hermosa práctica.

Bendiciones

Meditar practica sencilla de seguir

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

¿Ya conoces nuestro Instagram?