Portada » Blog » Empoderamiento Femenino » Te estoy observando
Empoderamiento Femenino Motivación Reflexión

Te estoy observando

Últimas entradas de Estrella Cisneros (ver todo)

Estoy pendiente de cada uno de tus pensamientos, de tus emociones, de tus palabras, de tus movimientos y hasta de tus más absurdos pretextos o más temibles miedos y secretos.

Soy tu “yo” interno.  Y ¿sabes? Hoy no siento ni orgullo ni contento.  Escuché tu respuesta de este medio día.  Por más que te grité desde tus adentros, apagaste mi voz con tu actitud de “no me importo, no me quiero”.

Medio día, y tú, hasta poco antes aún dormías.  Alguien te sugirió que te dieras un baño, te peinaras y vistieras muy bonita.  Como antes, como siempre lo hacías.

Tu respuesta me sacudió con mucha violencia.  Respondiste sin pensarlo, hablaste por pura inercia.  Yo conozco lo que tus palabras encierran.  Yo sé lo que estás sintiendo, aunque tú no quieras enfrentarlo.

¿Para qué me arreglo si no voy a salir a ningún lado?

Esa fue tu respuesta, ese fue tu argumento “Para qué me arreglo si no voy a salir a ningún lado.” Y aunque día y noche te estoy observando y conozco cada uno de tus pensamientos, no acepto que no puedas entenderlo.

Deja de arreglarte para que los demás te admiren. Deja de peinarte para lucir más alta o atractiva que las otras mujeres del entorno. Por favor, deja de usar perfume para que los demás noten tu presencia. Deja de fingir risas y alegría sólo para que así los demás te recuerden.

Arréglate para ti misma, peinate, ponte perfume y sé auténticamente feliz. Nota tu propia presencia, acuérdate de quién eres, reconoce tus talentos, admírate, respétate.

Te estoy observando y me desespero. ¿Cómo hago para que también tú te observes? No es necesario salir a la calle para que los demás determinen quién eres. Necesitas entrar a tu alma y reconocerte.

Dijiste: “¿Para qué me arreglo si no voy a salir a ningún lado?” Arréglate porque mereces dedicarte cariño, cuidados y respeto. Arréglate para que te sonrías satisfecha cada que te veas en el espejo. Arréglate no porque vayas a salir y que los demás te juzguen y te califiquen… Arréglate y siéntete segura porque sabes los tesoros que hay en tus adentros.

Si pudieras observarte como yo te observo. Si pudieras recuperar la memoria y explotar tus talentos. Entonces te pondrías bonita para todo momento. Te pondrías bonita y te dirías frente al espejo: “yo me amo y me respeto”.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

¿Ya conoces nuestro Instagram?