Portada » Blog » Profesión » Trabaja con pasión.
Motivación Profesión Reflexión

Trabaja con pasión.

Alguna vez alguien me dijo que si me dedico a una actividad que realmente me apasione, entonces no será un trabajo, será un placer y habrá quien me va a pagar muy bien por hacerlo.

Generalmente trabajamos a cambio de dinero, las cuentas no se pagan solas, la luz, la renta o la hipoteca, la gasolina, la comida, la colegiatura, etcétera, para todo esto y más se requiere dinero. Así es nuestro mundo.

Sin embargo, me resulta un tanto frustrante trabajar con el único objetivo en mente de poder pagar esas cuentas. Pues así, estaría enfocada en cubrir las necesidades de los empresarios, grandes y pequeños, que me dan los bienes y servicios por los que debo pagar.

Los compromisos y las deudas llegan a ocupar tanto espacio y energía de nuestras vidas, que nos olvidamos de vivir, de disfrutar cada momento, cada reto, cada sueño… De hecho, hasta dejamos de soñar.

Rompe la cadena de la esclavitud.

Aceptamos cualquier empleo que nos permita tener un ingreso suficiente para cubrir nuestros gastos y compromisos. Eso me parece correcto, siempre y cuando se trate de alguna actividad que también nos de felicidad.

Podemos estar pensando que no tenemos opción y por eso es que tenemos que resignarnos a continuar en un empleo que nos hace sentir infelices, miserables, esclavizados y deseando desde el lunes que ya llegue el viernes para poder escapar de esa triste realidad.

Opciones sí tenemos y muchas, y si no las hubiera, tenemos la posibilidad de crearlas. Opciones no faltan, lo que falta es decisión, armarnos de valor y atrevernos a ser, hacer y tener lo que realmente deseamos.

Seguridad o libertad.

Tener un empleo que mes a mes o quincenalmente nos reporte un ingreso seguro, nos puede dar cierta tranquilidad, pero si al final del día no estás feliz y satisfecho, seguramente estás en el lugar incorrecto.

No estoy sugiriendo que llegues y le avientes los pendientes a tu actual empleador y esperes a ver si en la mañana sucede un milagro o que dependas de ganar el premio mayor de la lotería. Eso sería realmente irresponsable y pronto podría dejar de ser algo divertido.

Puedes empezar por identificar lo que realmente te apasiona y hacer un plan bien definido para poder dedicarte a esa actividad.

Ya sea como empleado, autoempleado o empresario. Puedes iniciar a tiempo parcial, pero ¡tienes que dar el primer paso ahora mismo!

Dedícate a lo que realmente te apasiona, disfrútalo, sé feliz. Inevitablemente lo harás cada vez mejor.

Dedícate a hacer algo que disfrutes tanto que hasta lo harías sin cobrar, y llegará el momento en que alguien te pagará muy bien por hacerlo.

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

EnglishSpanish