Portada » Blog » Reflexión » Tu actitud determina tu altitud
Reflexión

Tu actitud determina tu altitud

Tu actitud determina tu altitud. Tú sabes que tienes grandes dones, talentos y conocimientos en tu área profesional. Quizás eres un buen lector y has adquirido gran cultura.  Probablemente tienes más estudios que la generalidad, tal vez más que una licenciatura, una maestría o doctorado… cualquier postgrado… y sin embargo… las cosas no están saliendo como lo tenías planeado.

Y entonces te enojas, te frustras y hasta llegas a desquitar tu mal humor con la gente que te espera con cariño en casa.

Te parece ilógico que aquel vecino que no tiene ni la mitad de tu preparación escolar, sea tan exitoso y feliz.

¿Qué es lo que está sucediendo?

Posiblemente sea culpa de lo que está sucediendo en el mundo, las cosas están fuera de control y eso te afecta… quizás sea culpa del mal gobierno o de los empresarios… tal vez sea culpa de tu pareja o de tu familia que no te da el apoyo y la comprensión que requieres… y podría ser culpa hasta del perro que prefiere el árbol del vecino en lugar del tuyo…

¡Perfecto! Si te identificas con alguno de los pensamientos que menciono en el párrafo anterior, hemos encontrado uno de los principales problemas que están ocasionando que las cosas te vayan mal.

Mientras sigas responsabilizando a otras personas o a las circunstancias externas de lo que sucede en tu vida, será prácticamente imposible que puedas tener el control de tu propia vida.

Hay momentos y circunstancias que son totalmente ajenas a nuestro control y repercuten de manera directa en nuestras vidas, en nuestra salud y en nuestra economía. Eso es un hecho.  Sin embargo, lo que sí está en tus manos y sí es definitivamente tu responsabilidad, es la manera en que reacciones a tales momentos y circunstancias.

Evita que los factores externos determinen tu estado de ánimo.  El control de tus emociones debe estar en ti y en nadie más.

La elección es tuya. ¿Cómo vas a reaccionar?

Cuando llegue la tormenta, puedes deprimirte y esconderte en la cama a llorar hasta quedarte dormido o ponerte un impermeable y seguir avanzando.

Conservar el optimismo es básico.  Confía en tus capacidades, reconoce las áreas que necesitas reforzar y trabaja en reforzarlas. Siempre optimista y confiando en que puedes lograr lo que te propones.

Si tu actitud es negativa, tendrás resultados negativos.  Si tú actitud es positiva, tendrás resultados positivos.

Recuerda que tu actitud determina tu altitud.

Tu actitud determina tu altitud. La gente negativa camina por la vida cabizbaja y viendo únicamente al suelo que pisa.  Al contrario, las personas positivas, van con la frente en alto y pueden ver al cielo… en donde los límites no existen.


Sheriff de Estados Unidos se une a una protesta pacífica

Estrella Cisneros

Nacida en la ciudad de México el 5 de junio de 1965.  Radica en Querétaro desde el año 2007.
Desde muy temprana edad mostró su gusto por las letras. A los cuatro años ya leía, siendo su libro favorito una antología del autor Rubén Darío, libro que aún conserva como uno de sus más preciados tesoros.

Miss Estrella, como la llaman sus conocidos, memorizó “A Margarita Debayle” y hasta la fecha le trae bellos recuerdos de infancia al lado de su madre, quien la alentó a disfrutar de la expresión escrita.
Escribió sus primeros poemas a los diez años. Ha participado con escritos de su autoría en certámenes como “Carta a mi hijo” de grupo Novedades, obteniendo el 3er lugar nacional en agosto de 1991, entre más de 2,500 participantes.

Siente gran pasión por la comunicación oral y escrita. Teniendo facilidad de palabra, lo que la llevó a alcanzar niveles importantes en el campo de las ventas directas, aunque lo que realmente disfrutaba era impartir capacitación en grupo y consejería individual.

Amante de las artes en general. Inició su formación musical a los 7 años de edad con clases de piano, instrumento que la acompaña hasta la actualidad. Destaca como maestra particular de piano desde 1985, año en que impartió sus primeras clases a domicilio.

Cuenta con talento especial para las artes plásticas y manuales como la pintura, el dibujo, bordado en tela y repujado en aluminio entre otras.

En su infancia, también fue gimnasta olímpica y formó parte de la selección nacional de judo.

Siempre positiva y de personalidad optimista. Su gran fortaleza espiritual, así como el siempre presente apoyo de su familia, han sido fundamentales para superar adversidades tales como el hacerle frente al síndrome de Behçet.

Agregar comentario

Haz clic aquí y comenta

EnglishSpanish